Jordi Sánchez y Jordi Cuixart podrían salir de prisión de inmediato

La Junta de Tratamiento aprueba la aplicación del artículo 100.2 para que puedan trabajar o hacer voluntariados fuera del centro penitenciario

Thumbnail

La Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Lledoners ha aprobado hoy la aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario para que Jordi Sánchez y Jordi Cuixart puedan salir de prisión entre semana. En el caso de Sánchez, podrá estar fuera del centro durante tres días a la semana y 11 horas al día -siempre entre semana-, mientras que en el caso de Cuixart serán cinco días a la semana -entre semana- y 9,5 horas al día.

Sánchez saldrá del centro para realizar voluntariado, mientras que Cuixart para trabajar y voluntariado. La Generalitat, en todo caso, evita precisar las fechas de salida ni las empresas y entidades de destino para “proteger su intimidad”. La aplicación del 100.2 será inmediata, aunque la última palabra será de la jueza de vigilancia penitenciaria que podrá revocar la decisión de la Junta de Tratamiento. La Fiscalía también puede recurrir.

Sánchez y Cuixart ingresaron en prisión el 16 de octubre de 2017 y fueron condenados a nueve años de prisión. Ya han cumplido una cuarta parte de la pena y, por tanto, han disfrutado de permisos penitenciarios -han salido a la calle puntualmente-. Podrán seguir accediendo a este tipo de permisos penitenciarios -36 días al año- mientras realicen trabajos y voluntariados.

La Junta de Tratamiento de los centros penitenciarios están formadas por juristas, psicólogos, trabajadores y educadores sociales, médicos y maestros -son profesionales independientes (funcionarios de carrera)-. El artículo 100.2 se aplica anualmente, de media, a 405 presos, según datos de la Generalitat.

Òmnium Cultural, entidad que preside Cuixart, ha emitido un comunicado de inmediato para subrayar que la aplicación del 100.2 no supone “un beneficio penitenciario” porque su vida y “cotidianidad" continuará la mayor parte del día en la prisión.