ERC pide a PSC y Badalona Guanyem pactos antes de “llegar a acuerdos”

El próximo martes habrá pleno para elegir al nuevo alcalde de la ciudad

El pleno de Badalona (Barcelona) acepta la renuncia del exalcalde Álex Pastor
Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Badalona AYUNTAMIENTO DE BADALONA

El grupo de ERC de Badalona ve necesario que PSC y a Guanyem que lleguen a un acuerdo “antes de profundizar en aspectos como la composición del gobierno” municipal, en el marco de las negociaciones para escoger al nuevo alcalde tras la dimisión del socialista Álex Pastor.

El próximo martes es la fecha límite para que Badalona, la cuarta ciudad más poblada de Cataluña, tenga un nuevo alcalde, después de la crisis originada en pleno confinamiento. Pastor se vio obligado a dimitir, después de ser detectado conduciendo ebrio, y saltándose las normas básicas durante la pandemia.

En un comunicado, los republicanos lamentan que “a pocas horas para el pleno de investidura el debate se reduzca a una cuestión de nombres y áreas” en vez de centrarse en el proyecto político y las medidas que Badalona necesita de forma urgente, según los republicanos.

De momento, el panorama es incierto, debido a las diferencias entre ERC, PSC y Badalona Guanyem. para formar gobierno, tal y como ha dejado entrever hoy de nuevo el candidato socialista, Rubén Guijarro. Estas tres fuerzas, junto a Badalona en Comú, sumarían quince concejales, uno más de los que se necesitan para obtener la alcaldía. El Ayuntamiento está formado por 27 escaños.

Estas desaveniencias a pocas horas del pleno pueden beneficiar sin duda al ex alcalde y candidato del PP, Xavier García Albiol, que con once concejales se convertiría matemáticamente en alcalde en un segundo pleno, por mayoría simple.

ERC "agradece la propuesta de estructura básica de gobierno municipal presentada por Guanyem", pero sostiene que no se puede partir de una propuesta presentada por un solo partido y emplaza a ambas formaciones a llegar a acuerdos.

A su entender, entre el PSC y Guanyem existen "escollos que, ahora mismo, evitan" que se produzca un acuerdo, que entienden que debe contar con el apoyo de al menos 14 concejales del pleno.

Rechazan “encorsetar las conversaciones entre Guijarro y Sabater” (candidato socialista y de Guanyem respectivamente), y abogan por un gobierno de progreso para la ciudad que promueva, de forma consensuada, medidas contra la crisis del coronavirus.