Salud limitará las reuniones sociales a seis personas

Así lo propondrá el departamento de Salud al Procicat. Actualmente, el máximo está fijado en diez

La Generalitat quiere limitar las interacciones sociales y propondrá reducir de 10 a 6 el número máximo de personas en una misma reunión en el ámbito público o privado para tratar de frenar el avance del coronavirus y el aumento del riesgo de rebrote. «Los datos de hoy los esperaba para dentro de 15 días», ha admitido esta tarde el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, sobre la tasa de contagios (cada persona transmite el virus a 1,13) y el riesgo de propagación en Cataluña (se sitúa en 186, 18 puntos más que un día antes). Por ello, el departamento de Salud propondrá al comité de expertos del Procicat esta limitación en los contactos sociales, a aprobar en los próximos días pese a que aún no hay fecha fijada.

El objetivo del Govern es tratar de frenar los efectos de la vuelta al trabajo y a los colegios de mediados de septiembre y que pueden llevar a aumentar los datos de nuevos casos a principios de octubre. Así lo ha explicado este martes en rueda de prensa el responsable de Salud Pública, Josep Maria Argimon, junto al jefe de la unidad de seguimiento de Covid-19 en Cataluña, Jacobo Mendioroz, y al secretario de Transparencia y Gobierno Abierto, Jordi Foz.

Argimon ha argumentado que esta propuesta se debe a que los brotes de Covid-19 se están dando en núcleos «intrafamiliares y en el entorno social más cercano. Y ha pedido un esfuerzo común e individual que acabe revirtiendo en la comunidad: «Si una persona va a un restaurante o a un bar no hace falta que lo haga con ocho personas», advirtió en este sentido.

El riesgo de rebrote crece sensiblemente en Barcelona (224 puntos por 186 de la media catalana) aunque sigue disparado en la Cerdanya (con un índice de 2.052,5). Para esta última comarca, el secretario de Salud Pública ha anunciado que se tomarán las mismas restricciones que en Girona y Salt (la reducción al 50% del aforo de la restauración o la prohibición del consumo en barra, por ejemplo).