Barcelona ampliará las aceras de Ronda Universidad y eliminará dos carriles

Los autobuses con origen y final en esta calle serán trasladados a Sants y la Estación del Norte

Imagen de la remodelación de la Ronda UniversidadServicio Ilustrado (Autom�tico) AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prosigue con su ambicioso plan de reurbanizar la ciudad y su siguiente objetivo será Ronda Universidad. Desde este domingo perderá dos de los cuatro carriles de tráfico privado para ampliar las aceras. Eso sí, en esta ocasión, en lugar de la pintura de colores se utilizarán plataformas de cemento similares a las de las paradas de autobús. Las aceras, por lo tanto, pasarán de cinco a ocho metros y se mantendrán los dos carriles de bus y el cordón de servicios, que incluye plazas de aparcamiento y espacio de carga y descarga. El Ayuntamiento descarta, por ahora, utilizar esta ampliación para ubicar terrazas de bar.

El Ayuntamiento también se hace eco de otra gran reivindicación de los vecinos de la zona: trasladar el aparcamiento oficioso al aire libre de autobuses y autocares con origen y final en esta calle. Consistorio y Generalitat están ultimando una nueva ubicación en Sants y la Estación del Norte. Según los vecinos, que hace 4 años que se movilizan contra el gran volumen de tráfico, la calle registra 400 operaciones diarias y 8.000 usuarios.

Las obras, en cualquier caso, comienzan el domingo y a corto plazo no afectarán a los buses con la colocación de las plataformas. La reforma provisional costará 350.000 euros y permitirá ganar 1.730 m2 para el peatón. Además en las aceras se instalarán 66 macetas con árboles. El concejal del Eixample, Jordi Martí, ha celebrado la reforma provisional y la ha atribuido a la “insistencia” de los vecinos contra el tráfico de autobuses. “No tiene sentido que hayamos perdido la ronda para darle un papel que no le toca”, ha dicho. “Salvando las calles no solo salvamos asfalto, árboles o aceras, sino que salvamos el proyecto de la vida en comunidad que representa Barcelona”, ha añadido.

Sobre las terrazas, la concejal de Urbanismo, Janet Sanz, ha advertido de que el gobierno municipal intentará evitarlo: “Después de tanto tiempo reivindicando más descanso y menos ruido y humo, no queremos que se genere más ruido y presión “. Recordó que en las actuales aceras de 5 metros “ya existen terrazas y no pequeñas” y que por tanto el objetivo municipal es que “no crezcan más” para “garantizar el silencio” a los vecinos y dar a los peatones “más espacio para caminar y estar “.