La Generalitat permitirá saltarse el confinamiento municipal para acudir a actos electorales

Meritxell Budó critica el balance de Illa y desea que Miquel Iceta atienda las demandas del Govern

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa telemática.
La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa telemática.GENERALITAT GENERALITAT

Nueva polémica en torno a las elecciones catalanas. En esta ocasión no es por la fecha, sino por los protocolos. La Generalitat permitirá a los ciudadanos saltarse el confinamiento municipal para acudir a mítines electorales, una medida que está generando demasiado revuelo porque en Cataluña, desde el pasado 7 de enero y hasta el próximo 7 de febrero -como mínimo-, no se puede salir de los municipios salvo para contadas excepciones.

La portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha defendido acudir a los mítines ya que sostiene que forma parte del derecho fundamental a la participación política. En cualquier caso, Budó, que ha garantizado que se podrá votar con “total seguridad” si se mantiene el 14-F, ha confiado en que los partidos políticos usen la vía telemática y garanticen la seguridad sanitaria en los actos presenciales.

Por otro lado, Salvador Illa, que ha irrumpido como aspirante a victoria el 14-F, se ha convertido en el centro de todos los ataques del independentismo en la campaña electoral. En este sentido, Budó también se ha sumado a esta dinámica y hoy ha acusado al candidato del PSC de electoralismo por evitar endurecer las restricciones en España para poder celebrar las elecciones el 14 de febrero.

Budó ha asegurado que la semana pasada hubo un reguero de autonomías que pidió ampliar las restricciones -como el toque de queda a las 20 horas o el confinamiento total-, pero Illa respondió con que las medidas incluidas en el decreto del Estado de alarma ya eran suficientes. A juicio de la portavoz de la Generalitat, esa respuesta se debe a que Illa ya estaba pensando en las elecciones catalanas. Y es que de haberse modificado el estado de alarma, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña podría dar la razón a la Generalitat y permitir el aplazamiento al 30 de mayo -el TSJC ha apuntado a que si no hay más restricciones, los comicios se celebrarán-.

La portavoz también ha criticado el balance de Illa al frente de Sanidad porque considera que no ha atendido las peticiones de Cataluña. “Esta presencia de ministro catalán podríamos hacer un balance cero por lo que hace referencia a conseguir las necesidades que desde Cataluña venimos reclamando”, ha resumido y ha aludido a la reversión del “déficit estructural de financiación”, del “déficit fiscal” y del “decretazo digital” o a la obligatoriedad del teletrabajo, peticiones que la Generalitat ha ido haciendo, pero que no han sido atendidas por el Gobierno. También Budó ha endosado a Illa la falta de recursos para Cataluña para ayudar a las empresas y personas afectadas por las restricciones. Así, ha asegurado que un ministro catalán no es garantía de atención a “las demandas” del Govern, en referencia también a Miquel Iceta, que esta tarde será nombrado miembro del Gobierno.

En cualquier caso, Budó ha reiterado que la Generalitat continúa trabajando para que las elecciones se puedan celebrar y, en paralelo, se mantiene en el pleito judicial. De cara a la jornada de las urnas, ha repetido que se están volcando todos los esfuerzos para velar por la seguridad de toda la población -con protocolos y recursos-. Respecto al pulso en los tribunales, ha informado que están esperando a que la otra parte -el mosso independentista que interpuso el recurso- presente el escrito de demanda para que la Generalitat pueda contestar.