Junqueras amenaza a Sánchez con tumbar los Presupuestos: “No sería la primera vez”

Exige el cumplimiento de las inversiones y los traspasos pendientes, especialmente en Cercanías. Manda un aviso a Puigdemont tras el choque por el pago de las fianzas del “procés”

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, en el Consejo Nacional
El presidente de ERC, Oriol Junqueras, en el Consejo Nacional FOTO: Marc Puig Perez

Barcelona-Valencia. Mientras el PSOE de Pedro Sánchez descorcha su Congreso Federal más plácido para poner rumbo a 2023, Esquerra reúne este sábado su Consejo Nacional en el centro de la capital catalana para marcar perfil, valorar los primeros pasos del Govern Aragonès y conjurarse ante un independentismo siempre convulso en Cataluña. En el horizonte están los Presupuestos Generales del Estado (PGE), cuya aprobación depende en gran parte de los republicanos, con la llave para dar alas a la legislatura actual desde el Congreso. Y conscientes de este poder, los republicanos -en boca de Oriol Junqueras- han querido mandar un serio aviso coincidiendo con la semana en la que se han presentado las cuentas y se han reafirmado en su postura: “El Gobierno español debería haber aprendido que no es la primera vez que nos vemos obligados a tumbar unos presupuestos”. Un avisto, eso sí, antes de empezar a negociar.

“El Gobierno debería ser consciente, si es que quiere aprobar unos presupuestos, que estos tienen que ser buenos para la ciudadanía. Y para que sean positivos, deben ser ejecutados. De nada sirven promesas que nunca se cumplen, porque nunca se cumplen”, ha reiterado el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, en referencia a las inversiones en infraestructuras de los últimos años que aún no se han ejecutado.

Y es que los republicanos quieren poner el acento en su exigencia de que se cumplan los planes pendientes -especialmente en materia ferroviaria, con el punto de mira puesto en Cercanías- para dar el visto bueno a la aprobación de las cuentas. También en la protección del catalán en la futura ley del audiovisual o en su reclamación para una entente futura con la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, como ha reiterado esta semana el partido, de momento en el “no” público e inicial a los Presupuestos pendientes de negociar, una predisposición firme por parte de los republicanos.

“Nosotros -ha indicado- no aprobamos, no damos apoyo a los presupuestos de ninguna formación concreta, de ningún gobierno concreto, damos apoyo a los que son buenos para la sociedad y es evidente, que a estas horas, queda mucho camino por recorrer para hacer posible nuestro apoyo, mucho”. Y para redoblar sus exigencias, amenazan y recuerdan el no de ERC a principios de 2019 a las cuentas de Sánchez que derivó en elecciones.

Mensaje a Puigdemont

En su alocución en el inicio de la reunión del Consell Nacional de ERC, el líder republicano también ha aludido al Tribunal de Cuentas y ha destacado que su partido “no piensa dejar a ninguno de los nuestros solos por el camino”. “Estaremos a su lado siempre, todo el mundo debería ser consciente y debería estar preparado”. Junqueras se ha referido así al enésimo choque entre republicanos y posconvergentes por el pago de las fianzas del “procés”. Este viernes, Esquerra movió ficha en el caso del Tribunal de Cuentas y abonó las fianzas de todos los ex altos cargos con responsabilidad en el Govern entre 2016 y 2017. Entre el listado se encuentran Carles Puigdemont, entonces president y líder de JxCat, y Oriol Junqueras, vicepresidente del Ejecutivo.

La noticia, no obstante, ha generado malestar en Junts, que emitió un comunicado a última hora acusando a los republicanos de hacer “partidismo” con las fianzas. También aseguraron que ERC no ha contactado con el expresidente Carles Puigdemont para hablar de este asunto y que “ha presentado avales para salvaguardar la responsabilidad solidaria que recae sobre el conseller Raül Romeva y no ha presentado ningún otro individualizado”.

Cabe destacar sobre este último aspecto que en Esquerra aseguran que a nombre de Romeva se han pagado los gastos imputados al Govern entre 2016 y 2017 puesto que la responsabilidad es “solidaria”.

Eso sí, Junqueras ha aprovechado para volver a cargar contra el ente fiscalizador y volver a denunciar una presunta campaña contra el independentismo: “Un mal nombrado Tribunal de Cuentas, un órgano puramente político, escogido políticamente para cumplir una misión política por encargo de los partidos políticos que han escogido sus miembros y que intentan embargar las casas donde viven nuestros hijos”, ha añadido.