Los Mossos siguen la pista de dos sospechosos como autores de la violación a una joven en Igualada

La madre de la víctima ha remitido una carta al presidente del Gobierno: “¡Paren ya esta salvajada!”

Todo parece indicar que los Mossos están estrechando el cerco sobre los presuntos autores de la violación de una chica de 16 años el fin de semana pasado en Igualada (Barcelona). La policía catalana sigue la pista de dos de sus agresores ya que sospechan que la menor los conocía, había contactado con ellos por las redes sociales, y coincidió en la discoteca la noche de los hechos.

La menor había quedado con unas amigas para salir la noche de Halloween a la discoteca ‘Epic’ de Igualada. La familia de la joven contactó con éxito con ella a las 2 y a las 5 de la madrugada. Este último cuando ya se dirigía a la estación de tren. Eso fue lo último que la familia supo de ella que recibieron la llamada de los Mossos. Un poco más tarde, sobre las siete y media, sin embargo, un camionero la encontró tendida en el suelo, inconsciente y semidesnuda. El trabajador creyó en un primer momento que estaba muerta, la tapó con una manta y llamó a emergencias, quienes la trasladaron al Hospital de Igualada y, desde allí, al Hospital materno-infantil Sant Joan de Déu por la gravedad de las heridas.

La joven, que ya ha hablado con la policía no recuerda nada de lo ocurrido, probablemente por el traumatismo craneal que presentaba, según ha indicado la familia. Según La Sexta, ya hay dos personas identificadas y serán detenidas “en breve” por su vinculación a la agresión de esta menor. La cadena ha explicado que la víctima “conoce a sus dos agresores, dos jóvenes que no serían vecinos de Igualada, por las redes sociales”, y ha precisado que “concretó una cita con ellos que se lleva a cabo la noche del domingo al lunes”. “Pasan la noche en la discoteca juntos, de una forma aparentemente amistosa, y es con ellos, de forma al parecer no coaccionada, con quienes abandona el local”, han indicado.

La madre de la menor, a su vez, ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que pide medidas para evitar estas agresiones sexuales y reivindica que “cuando tocan a una mujer, nos tocan a todas”. La madre reclama al Gobierno más medidas en las zonas de ocio, haciendo que se restrinjan por edades -”si van adolescentes, no van adultos”- y que se evite el consumo de drogas y alcohol en los recintos.

“Señor presidente del Gobierno, habrá visto en las noticias el caso de mi hija y mi máxima intención es llegar a usted, porque cuando tocan a una mujer, nos tocan a todas. ¡Yo le ruego que frenen estas salvajadas ya!”, escribe la progenitora, que reclama mayor dureza contra los agresores.

La mujer también solicita un listado donde se incluyan “los violadores, delincuentes y asesinos” para evitar su acceso a las zonas de ocio. “En las zonas de los adolescentes debe haber mucha protección y vigilancia y, en la entrada, un control de alcoholemia, drogas y, por supuesto, COVID”, pide, exigiendo también que los DNI se comprueben para evitar falsificaciones. “Pienso que debería ser obligatorio llevar una pulsera salvavidas que, en caso de peligro, alerte a la Policía. Toda medida es poca, yo solo soy una mamá, pero soy la voz de todas”, ha zanjado.