Gordofobia y conferenciantes semidesnudos en la “embajada” de Cataluña en Bruselas

El ponente afeó a la Generalitat que no utilizase la foto para promocionar el acto

Adnaloi Vila durante su conferencia sobre la gordofobia en Bruselas
Adnaloi Vila durante su conferencia sobre la gordofobia en Bruselas FOTO: La Razón (Custom Credit)

Con motivo del 8 de marzo, la delegación en Bruselas de la Generalitat, una de sus polémicas “embajadas”, organizó una Adnaloi Vila de la asociación Stop Gordofobia que fue cuanto menos curiosa. Vila acabó la conferencia semidesnudo e incluso afeó a la Generalitat que no utilizase esa notable instantánea para visualizar el acto.

“Ponga también la foto de cómo termina la charla, que es más bonita e interesante. Y sería también más representativa de un 8M que la foto de un señor ocupando espacio y explicando cosas desde la tarima de un acto que no es suyo”, señala en un tuit.

De hecho, el propio Vila colgó su foto preferida de la conferencia acompañado de un texto que reza “Cuando me dicen que “soy valiente” para hacer las charlas vestida así, no soy valiente. Soy rebelde y soy revuelta. Porque mostrar un cuerpo no-normativo (trans, gordo, con cicatrices, estrías...) y semidesnudo en un sistema gordofóbico que censura a los cuerpos disidentes, es un acto revolucionario”.

Vila, que se define como una persona trans no-binaria, “ella, elli, elle, ellex”, puede leerse en su cuenta de Twitter, explica que la delegación de la Generalitat, que dirige el ex delegado en Madrid y ex candidato de Junts Gorka Knörr, “cedió el espacio al Casal para dar la charla, pero no puso dinero”. “El Casal me pagó los vuelos y la estancia”, ha remarcado para evitar suspicacias.