Todo lo que debes saber para pagar sin correr riesgos desde tu móvil

Recomiendan desinstalar las aplicaciones de reservas creadas a raíz del covid-19

El pago con dinero en efectivo es cada vez más reducido. Al aumento de las compras “online” se suma la recomendación sanitaria de utilizarlo en el mínimo de casos posibles. La empresa valenciana Nunsy ha elaborado una guía de recomendaciones de seguridad para realizar pagos con las herramientas de pago más populares.

  • Bizum, Twipp e Instant Money: Bizum permite compartir dinero instantáneamente entre amigos, Twyp, que además permite el modo “pay and cash” en caso de necesidad e Instant Money sirve para enviar dinero por SMS. Usar esos servicios, sobre todo para micropagos, evita el contacto directo con el dinero y además no es necesario dar tu número de tarjeta de crédito o número de cuenta a nadie. Son muy fáciles de configurar y listos en minutos.
  • Protección Contactless: La mayoría de las tarjetas de crédito y débito son “Contactless”, además de que existan los stickers Contactless, para evitar que hagan pagos de menos de 20 euros sin tu consentimiento, lo mejor es llevar tu tarjeta siempre dentro de una funda de protección para que cuando quieras hacer este pago seas tú el que la saque.
  • Apple Pay: La información de las tarjetas de crédito y débito está cifrada en todo momento, y no se almacena (totalmente) en los servidores de Apple. De la misma forma, Apple no tiene acceso a tus compras en establecimientos físicos, preservando así la privacidad del usuario.
  • Google Pay: Añadir tarjetas de crédito y débito a Google Pay es seguro y puede ser incluso más seguro que las tarjetas físicas, ya que para verificar la transacción el teléfono utiliza la huella dactilar del propietario. Por lo que es más seguro que el PIN típico de las tarjetas físicas

¿Qué precauciones deben seguirse con las tarjetas de crédito?

El consultor experto en Seguridad y Gobierno TIC de Nunsys, José Luis Jiménez, recomienda descargar la aplicación del banco o consultar la cuenta a través de la web para controlar para que no esté activada en el extranjero o para pagos vía Internet.

Además, recomienda que en la tarjeta aparezca la indicación de “pedir DNI en firma”. Explica que cuando sales de España no es común que te pidan un “Photo-ID” para validar que eres el dueño de esa tarjeta y miran solo la firma personal que hay en la tarjeta para ver si se parece a la que pones en el recibo del pago con tarjeta. En España lo de mirar la firma es algo que no se utiliza, pero sí se suele pedir el DNI para ver que el que paga tiene los dos documentos, y revisar la fotografía “someramente”.

Sugiere también tapar con una pegatina el CVV, es el número de seguridad que va detrás de 3 o 4 cifras y que se necesita para el pago por Internet. Un truco es memorizarlo y taparlo con una pegatina para que nadie lo pueda ver sin despegarla.

Anotar el número de cancelación en la agenda de contactos. Así no se pierde tiempo cuando se produce el robo de la tarjeta de crédito. Normalmente se puede hacer desde la web o la app. Con el número guardado se podrá cancelar en un minuto.

Las aplicaciones de reservas por el covid-19

Este verano y con motivo de la pandemia están proliferando apps de reservas en piscinas comunitarias, playas, bares o restaurantes. El consultor experto en Seguridad y Gobierno TIC de Nunsys, José Luis Jiménez, pide precaución. “Hay que tener cuidado y descargarse estas aplicaciones desde las tiendas oficiales de Apple y Android, observar que sean aplicaciones que cumplan con la legalidad en cuanto a protección de datos, también estar al tanto de los permisos que solicitan en nuestros dispositivos (geolocalización, cámara, llamadas, sms...) pues pueden generar accesos no autorizados a nuestro terminal , violando nuestra privacidad y/o datos personales que serán utilizados para envíos publicitarios o localizarnos en cualquier momento.
Los expertos en ciberseguridad advierten que estas aplicaciones creadas para rastrear el covid-19 pueden permitir el robo de datos personales e incluso generar informes de salud falsos. Estas aplicaciones se han creado en pocos meses, con lo cual, “podemos prever que no han pasado un proceso de auditoría de seguridad en entorno de preproducción y el código podría ser vulnerable, por lo que aconsejamos desinstalar la aplicación una vez ha sido utilizada para la reserva del servicio.”