Rescatada agarrada a una boya una surfista holandesa con síntomas hipotermia en Alicante

El marido observó como tenía serias dificultades para salir del mar y fue quien dio la voz de alarma

Una surfista holandesa de 61 años ha sido rescatada a más de 500 metros de la costa y agarrada a una boya de pesca después de ser arrastrada mar adentro por el fuerte viento de poniente a la altura de Guardamar del Segura (Alicante).

Según la Guardia Civil, la mujer llevaba una hora sujeta a la boya y presentaba síntomas de hipotermia cuando fue socorrida por la patrullera “Río Ladra” del Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

El suceso ocurrió ayer, miércoles, sobre las 13 horas cuando la holandesa había sido sorprendida por el viento de poniente cuando practicaba paddel surf en la playa de La Marina de Guardamar y aunque intentó regresar a la costa en diversas ocasiones, no tuvo éxito.

El marido de esta mujer observó como tenía serias dificultades para salir del mar y fue quien dio la voz de alarma.

Tras ser rescatada, los agentes le practicaron los primeros auxilios para un caso de hipotermia y la trasladaron hasta el puerto de Santa Pola, donde le esperaba su marido.