La Fiscalía pide 130 años para el asesino de Marta Calvo y otras dos mujeres a las que intoxicó mientras mantenían relaciones sexuales

El acusado practicaba la “fiesta blanca” que consiste en introducir cocaína por la vagina

La madre de Marta Calvo Burón (c) realiza declaraciones a los medios este viernes en el exterior del Congreso de los Diputados, donde el PP junto a otros partidos presentaron una proposición no de ley para conseguir que la ocultación del cadáver de una víctima tras su asesinato u homicidio sea penado como delito y se endurezca la condena
La madre de Marta Calvo Burón (c) realiza declaraciones a los medios este viernes en el exterior del Congreso de los Diputados, donde el PP junto a otros partidos presentaron una proposición no de ley para conseguir que la ocultación del cadáver de una víctima tras su asesinato u homicidio sea penado como delito y se endurezca la condena FOTO: Chema Moya EFE

La Fiscalía Provincial de Valencia reclama una condena de 130 años de prisión para el hombre acusado del asesinato de Marta Calvo y otras dos jóvenes, y de haber abusado de otras mujeres a las que supuestamente intoxicó con drogas mientras mantenía relaciones sexuales con ellas.

La fiscal considera a Jorge Ignacio P.J. responsable de tres delitos de homicidio, once de abusos sexuales y un delito contra la salud pública. El cuerpo de Marta Calvo todavía no se ha encontrado.

Según consta en su escrito de acusación, a cuyas conclusiones ha tenido acceso EFE, reclama una pena de 10 años de prisión por cada delito de abuso sexual y 15 por cada homicidio -con la agravante de género en todos los casos-, además de 5 años por un delito contra la salud pública.

En cada caso de abusos el Ministerio Público reclama una indemnización de 6.000 euros para las víctimas, y de 22.000, 90.000 y 180.000 euros para los familiares en el caso de los tres homicidios.

Las acusaciones particulares, que presentaron sus escritos la semana pasada, elevan la consideración de lo sucedido a tres delitos de asesinato y reclaman para el procesado prisión permanente revisable.

Estas partes exponen en sus calificaciones que el acusado contrataba con frecuencia servicios sexuales de mujeres que se anunciaban en páginas de contactos, pidiendo siempre “fiesta blanca”, una práctica sexual “letal a través de un ritual de intoxicación mediante la introducción de cocaína por vía vaginal o anal en sus cuerpos, mientras estaban desprevenidas, en ocasiones sin el conocimiento de éstas y en otras a pesar de su expresa negativa”, añade el citado escrito.

Las acusaciones particulares sostienen que el acusado utilizó el método descrito con Arlienne Ramos en marzo de 2019, con Lady Marcela Vargas en junio y con Marta Calvo -cuyo cadáver sigue sin ser hallado- en noviembre, todas ellas fallecidas tras los encuentros, y al menos con otras siete mujeres.