Música

Tom Jones cumple 80 años: sus cinco mejores canciones

El cantante galés celebra mañana su ochenta cumpleaños. Su vida artística ha estado llena de éxitos y grandes momentos, aunque no todo ha sido un camino de rosas

Tom Jones
Tom Jones, en una foto de finales de los 60, cuando su carrera estaba en pleno apogeo FOTO: Anonymous AP

Ochenta años y sigue conservando ese pelo ensortijado que le ha llevado a plantearse públicamente si sus ancestros serían negros. Sea como fuere Tom Jones sigue ahí, encima del escenario, incombustible. De su extenso repertorio destacamos cinco temas. Hay muchos más, pero estos puede escucharlos ya para entonarle mañana, si quiere, el “Happy Birthday to you”.

“It’s Not Unusual” (1965)

Imposible mantener los pies quietos, los brazos cruzados o las manos metidas en los bolsillos si suena este tema. Suave y al tiempo movidito es uno de los temazos que más definen la mezcla cuasi perfecta entre sensualidad y brío. El tema funcionó muy bien, fue grabado por músicos de estudio, entre los que estaban un tal Jimmy Page y otro que respondía al nombre de Elton John. Casi nada. Y ha aguantado de maravilla el paso de los años, de la década de los sesenta a hoy mismo. En serio, qué levante la mano quién no lo haya bailado.

“I’ll Never Fall In Love Again” (1967)

Después de un desengaño viene el “yo jamás me volveré a enamorar”, que entonaba el Tigre de Gales con ese tono baritonal que provocaba suspiros hasta a través de las ondas de radio. Una y no más, aunque él sabía bien que tropezaría en la misma piedra sin parar. Un dramón. Años después el tema fu versionado nada menos que por Elvis. Siempre, dice existió una rivalidad sana entre ambos, aunque el rey siempre fue el rey. Aunque muchos muchos años después Tom Jones tratara de flirtear con la viuda del jefe. Cosas de la vida.

“Delilah” (1968)

Un crimen pasional. Un ataque de celos en toda regla. Un marido engañado que ve cómo su esposa le engaña y decide tomarse la justicia por su mano y matarla. Y un clásico con una preciosa orquestación. Sin duda, uno de los temas que le consagraron, pero que le trajeron serios problemas. Dicen que la canción es muy popular en los campos de fútbol y rugby de Gales e Inglaterra y debido a la violenta historia que cuenta algunos políticos han pedido su veto.

“She’s a lady” (1971)

Pantalones ajustados, mangas anchas, de farol y las mujeres que caían rendidas a su paso. ¿Cómo no sentirse el año del escenario? Están los sesenta y las luces de colores brillaban más que nunca, con permiso de los 80. La indumentaria sumaba puntos y las botas de tacón cubano eran un “must”.Y con los 70 llegó la psicodelia y los estilismos extravagantes. La canción fue compuesta por Paul Anka y es también uno de los puntos de referencia en la carrera de Tom Jones.

“Sex Bomb” (1999)

Una auténtica bomba sexual, un tema para no parar quieto tampoco que acercó a este cantante incombustible a las generaciones más jóvenes. Uno de sus últimos grandes éxitos. La canción es de finales de los 90, década en que Tom Jones se reinventó después de unos 80 un tanto oscurecidos. Una bomba sexual. Juzguen ustedes mismos si a sus años, que tendría como unos sesenta, no le iba la marcha al artista inglés.