Vacaciones de verano: cinco películas en playas españolas

De regreso a la costa. Buen momento para recordar esos filmes en los que el mar y los turistas eran siempre protagonistas

Cinco películas playeras para el verano
Cinco películas playeras para el veranoLa RazónLa razon

1. “Novio a la vista” (Luis García Berlanga, 1954).

Fotograma de "Novio a la vista"
Fotograma de "Novio a la vista"La RazónLa Razon

El maestro nos transportaba en su tercer largometraje hasta la España de 1918 para contar la historia de la monísima Loli, una jovencita que acaba de abandonar la adolescencia y entra por fin en la entonces edad casadera. Lo que para la madre de la chica resulta fundamental, y más, que el futuro yerno tenga posibles. Qué mejor sitio, pues, que la playa, la de Lindamar (localidad inventada por Berlanga, aunque el rodaje se desarrolló en Benicasim, Castellón), muy de moda entre la gente de bien. Hay un ingeniero con posibles que las ronda, pero Loli se ha fijado en Enrique, un estudiante pobre que, para colmo, ha suspendido los exámenes de junio. Ay, el primer amor del verano. Una notable película y la radiografía exacta de una época.

2. ”El turismo es un gran invento” (Pedro Lazaga, 1964).

Fotograma de "El turismo es un gran invento"
Fotograma de "El turismo es un gran invento"La RazónLa Razon

El maño arrambla taquillas y cines de barrio. Paco Martínez Soria protagoniza esta cinta en la que encarna al alcalde de Valdemorillo del Moncayo, pequeño pueblo de Aragón, y un buen hombre de boina en cabeza que, con el deseo de que la localidad crezca, decide convertir el lugar en un gran centro turístico y evitar que los jóvenes deban emigrar a otros puntos del país. Los primeros lamentos de la España vaciada. Y no se le ocurre otra que marcharse hasta la Costa del Sol con su secretario municipal (José Luis López Vázquez) para ver cómo se puede conseguir que las suecas lleguen en tropel. Con permiso de las resacas

3. ”Amor a la española” (Fernando Merino, 1967).

Cartel de "Amor a la española"
Cartel de "Amor a la española"La RazónLa Razon

Pues eso, que aterrizaban las suecas en masa por las playas de nuestro país y los españoles andaban medio locos con eso del ligoteo internacional, que aquí eran mucho más conservadoras. Con López Vázquez, que no se perdía una, Alfredo Landa, ídem, y el no menos gran cómico Manolo Gómez Bur a la cabeza del cartel, nos topamos con tres caballeros patrios corriendo tras las turistas extranjeras en Torremolinosy hasta enamorándose de alguna más allá de las noches locas, el bailoteo y los tragos de más.

4. ”Objetivo: bi-ki-ni” (Mariano Ozores, 1968).

Fotógrama de "Operación Bikini"
Fotógrama de "Operación Bikini"La RazónLa Razon

Acacio y Justina están fichados por la policía como un par de timadores que actúan en las costas de moda, y a los que se les relaciona con el robo de un microfilm en Cabo Kennedy. El inefable y prolijo Mariano Ozores escribe y dirige esta parodia de las cintas de James Bond ambientada en Marbella con Gracita Morales y López Vázquez protagonizando un puñado de escenas ciertamente cómicas y absurdas. Como la de Morales, vestida de flamenca y subida sobre una tabla de surf.

5. “Rencor” (Miguel Albaladejo, 2002).

Cartel de la película Rencor
Cartel de la película RencorLa RazónLa Razon

La notable y racial actriz Lolita (que obtuvo un Goya a la mejor intérprete revelación por este pasional trabajo) encarnaba en el filme a Chelo Zamora, una cantante de chiringuitos que viaja hasta la costa de Valencia para trabajar durante el verano. De bar en bar y de hotel en hotel, en un mal momento se topa con un delincuente al que le une la parte más dura de su pasado. Chelo decide vengarse y a fe que lo conseguirá. Con los zapatos en la mano y la mirada llena de odio, la hija de La Faraona demostró que, si hay talento, se puede con lo que se ponga por delante.