Especiales

La nueva normalidad de Andrea Levy: “Hay que recuperar las ganas de cultura en vena”

La concejala de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid reivindica la cultura como una “cuestión de Estado”

Thumbnail

Confiesa que nadie sabe que «cocina que te mueres», que el «terraceo» es lo que más le gusta de la capital, y si Romeo y Julieta estuvieran en Madrid, el Retiro sería su Verona. Reivindica la Cultura como una «cuestión de Estado». Todo el verano ha estado «teléfono en mano» y destaca que la política municipal es «tangible» donde «hay problemas que tienen solución inmediata».

- ¿Qué es lo que compró modo «apocalípsis» ?

Latas de conserva, sobre todo atún.

- ¿Tiene canción del verano?

La típica canción de la banda madrileña Ginebras, por la ironía de su postureo con la música «indie». Pero, eso sí, le debemos muchos veranos a Camela.

- ¿Qué pensó cuando supo que nos confinaban?

Por mis responsabilidades, en cómo ayudar al sector cultural y turístico que echó el cierre de golpe. Pero la cultura nos mimó durante el confinamiento con libros, canciones y películas. Por eso ahora hay que devolverle esa ayuda que nos dio tanta vida.

- ¿Le cambió en algo?

Me hizo más fuerte en optimismo y en ganas de luchar. La pandemia me ha hecho más combativa.

- ¿Con tanta vídeo llamada, ¿ha temido por el síndrome del «MerlosPlace»?

Jajaja por ese aspecto no. Pero los primeros días eran muy pijameros…

- ¿Dónde le hubiera gustado pasar el encierro?

Mirando al mar.

- ¿Era de las de ir al súper y a tirar la basura para poder salir de casa?

Era necesario, era el único contacto con «vida humana». Tener perro era el mayor de los lujos entonces ¿verdad? Abrir la sección de congelados era una puerta al futuro casi jajaja.

- ¿Con quién se atrevería a bailar un chotis?

¡Almeida me saca a bailar un chotis seguro! Aunque no le tengo por muy bailongo…

- ¿La cultura está sentenciada en la «nueva normalidad»?

La Cultura no contagia, sana. Hemos hecho muchos esfuerzos para que los centro culturales sean espacios seguros así que no tengamos miedo de volver a disfrutar con toda tranquilidad. No podemos permitirnos que un sector con tanta identidad para nuestra ciudad eche el cierre. Hay que recuperar las ganas de Cultura en vena.

- ¿Cómo es su «nueva normalidad»?

Mi nueva normalidad es la de siempre, pero con la mascarilla y las precauciones a cuestas a todas partes. Con esto nos protegemos y cuidamos a los demás.

- ¿Teme a la reválida de septiembre?

Lamentablemente, no hay que descartar escenarios pero ahora nada nos pillará por sorpresa. Bueno igual a Pedro Sánchez sí, que no le hemos visto muy acertado.

- ¿Qué pensó cuando tuvo que cerrar teatros y centros culturales?

Fue para mí un vacío emocional. Habíamos puesto mucha ilusión en las nuevas programaciones, una nueva etapa cultural que despertaba en Madrid con fuerza. Por suerte, vamos a poder recuperarla en la nueva temporada. Estoy segura de que Madrid volverá a levantar el telón.

- ¿Le han leído alguna vez las cartas o la mano?

Uy no… yo prefiero ser dueña de mi presente y vivirlo al máximo. Soy muy disfrutona de la vida.

- ¿Qué película u obra recomendaría a Fernando Simón y a Illa?

Cualquiera. No hay cultura para la izquierda y otra para la derecha. Yo rompo este tópico. Que disfruten y eso sí, que estén alerta trabajando ya que su «comité de expertos» aún lo siguen buscando.

- ¿Casado decía hace tres años que al PP le faltaba más caballos. Ahora, ¿se pasa de frenada?

Casado tiene el GPS destino Moncloa más cerca que hace un año.

- ¿Se ha paseado por los veranos de la Villa?

¡Por supuesto! Entre otros, he estado con la Compañía Nacional de Danza y con Lina y Raül Refree. Es muy variado, teatro, circo, para peques, copla, Zarzuela. Y cerramos con la gran Carmen Linares.

- ¿Tiene pendiente algún plan secreto?

Si te lo cuento no es secreto, pero como soy muy adicta al trabajo, lo que mejor me vendría es que alguien me desconectara el cable ese y me relajara unos días (risas).

- ¿Quién le parece «más chulo que un ocho»?

Pedro Sanchez. Es capaz de llevar a este país a la ruina y sigue sonriendo sin inmutarse y el PSOE aplaudiendo y taconeando. Sin complejos, ¡ole tú!

- ¿Existe un pactómetro en el Ayuntamiento o le rezan a San Judas Tadeo (patrón de los imposibles)?

Existe la política de querer lo mejor para Madrid y sus vecinos y eso nos exige ponernos en la piel de todos sin la visera de las siglas partidistas.

- ¿Cuál es la pregunta que nunca le gusta responder?

Las que tienen que ver con mi vida privada. Es mi último refugio y un bien que cuido todo lo que puedo del foco mediático.

- ¿Es ahora más Almeidista o Casadista?

Soy del Partido Popular que es ser de todos sus afiliados, pero también de una manera de hacer política con ideas para la buena gestión.

- ¿Cómo sería una España sin cultura?

España es uno de los países con mayor patrimonio cultural del mundo. Lo vendemos poco, pero hay que sacar pecho de nuestro arte y artistas. No confundamos la Cultura con la alfombra roja. Supone más del 3% de nuestro PIB, creo que la política en general le presta poca atención. Debería ser una cuestión de Estado.

- ¿Qué novela le hubiera gustado protagonizar?

Un poema de Lorca.

- ¿Con quién iría de Madrid al cielo?

Con la persona que quiero.