Crítica de “Dehesa”: Nuestro auténtico tesoro ★★★★✩

Dirección: Joaquín Gutiérrez Acha. Guión: Carlos de Hita. Música: Victoria de la Vega. Fotografía: J. Gutiérrez Acha. España, 2020. Duración: 94 minutos. Documental.

Tienen los ajos azules de cachorros porque todavía la luz el sol no les cambió el color pero en solo unos meses ya sabrán cómo manejarse solos. Los linces ibéricos llegaron a ser los felinos más amenazados del planeta, aunque gracias a un plan de conservación, están aumentando las camadas en España. El excelente, minucioso documental de Rodríguez Acha nos traslada a la gran desconocida de la Península Ibérica, la Dehesa, un bosque único en el mundo para que, entre encinas y alcornoques, también encontremos buitres, nutrias, conejos de monte, toros bravos... Y asistamos a la berrea, cuando los ciervos machos en celo se baten en un duelo casi mortal, y a los coqueteos «casi adolescentes» de dos nutrias, y a la muerte necesaria para comer, para mantener el equilibrio. Así, las flores esconden depredadores mientras un águila acaba de atrapar a una perdiz roja. Y vuelta a empezar. El ciclo de la vida, de nuevo en peligro por culpa de las plagas (es terrible lo que causa un hongo a los árboles), del cambio climático, de una excesiva carga ganadera. Cargado de primeros planos majestuosos, de lirismo y detalles inauditos, un gran filme sobre lo que realmente debería preocuparnos si no fuésemos, eso, tan humanos...

Lo mejor:

Unos excelentes primeros planos que captan todos los detalles de sus protagonistas.

Lo peor

Que alguien crea que se trata de otro documental más de animales, porque es muy bueno.