Hallan un baño ritual donde Cristo pasó su última noche, según la Biblia

Los expertos apuntan que el descubrimiento atestigua “la existencia de una industria agrícola hace 2.000 años, posiblemente de producción de aceite o vino”

El baño ritual hallado en Getsemaní, Jerusalén
El baño ritual hallado en Getsemaní, JerusalénATEF SAFADI / POOLEFE

Poco antes de Nochebuena, se ha producido un hallazgo arqueológico que a cualquiera puede hacer creer en las casualidades. Ha sucedido en Getsemaní, Jerusalén, donde un grupo de investigadores ha descubierto los restos de un baño ritual de la época de Jesús donde, según dice la Biblia, Cristo pasó su última noche.

Un grupo de arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel fueron los encargados de desenterrar los restos, al pie del Monte de los Olivos y donde se aprecian escalones que conducían al agua. Según los evangelios, el Huerto de Getsemaní fue donde Jesús fue a orar después de la última cena, antes de la traición de Judas Iscariote.

“El descubrimiento de este baño probablemente atestigua la existencia de una industria agrícola hace 2.000 años, posiblemente de producción de aceite o vino”, explicó a “The Times” el arqueólogo del distrito, Amit Re’em, y dirigente de la excavación. Añade que “las leyes judías de purificación obligaban a los trabajadores involucrados en la producción de aceite y vino a purificarse”.

Atef SafadiAP

Asimismo, los investigadores apuntan que el baño habría sido utilizado por aquellos que estaban a punto de rezar o caminar hasta la siguiente colina, de tal manera que pudieran adorar el templo judío. Y es que el estudio comenzó tras hallar restos de un túnel peatonal para franciscanos, propietarios de la moderna iglesia de Getsemaní.

Pero este no es el único descubrimiento: además del baño de 2.000 años de antigüedad, el equipo también ha encontrado restos de una ornamentada iglesia del período bizantino (de hace unos 1.500 años), así como un gran monasterio que habría sido sede de paso para los peregrinos en la época de las Cruzadas.

Explican los expertos que esta evidencia sugiere que el templo fue destruido en el siglo XII. Ante esto, el padre Francesco Patton explica al Times que “Getsemaní es uno de los santuarios más importantes de la Tierra Santa. En este lugar la tradición recuerda la oración de Jesús y, por ello, cada año millones de peregrinos visitan y rezan en este lugar”.

El padre Francesco Patton
El padre Francesco PattonAtef SafadiAP