Literatura

La lectura ha crecido un 12% en la última década y hasta un 64% de los españoles se considera lector habitual

El ministro de Cultura y Deporte y la Federación de Gremios de Editores de España presentaron el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2020, midiendo los efectos de la pandemia

Un trabajador coloca libros en una librería abierta durante una jornada marcada por la reapertura de la actividad no esencial, en Logroño, La Rioja, el pasado 22 de febrero
Un trabajador coloca libros en una librería abierta durante una jornada marcada por la reapertura de la actividad no esencial, en Logroño, La Rioja, el pasado 22 de febrero FOTO: Alberto Ruiz Europa Press

Desde que se decretó el primer cierre de comercios, en marzo del año pasado, hasta la presentación esta mañana del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España, las esperanzas de libreros, autores y editores parecían razonablemente altas. Estudios independientes aseguraban que el confinamiento nos había “forzado” a leer más y de una manera más transversal en lo demográfico, llenando también ese hueco perenne que parece marcar las edades más tempranas.

Mediante una rueda de prensa telemática, el Ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, y el Presidente en funciones de la Federación de Gremios de Editores de España, dieron a conocer los datos definitivos sobre la lectura en España en 2020. El gran titular pasa por el aumento de la lectura en el tiempo libre, que ha experimentado una subida del 12,3% en la última década. Del mismo modo, también aumenta la variación interanual, pasando del 62,2% de los encuestados en 2019 hasta el 64% durante el año pasado. Como dato comprensible debido a la inactividad lectiva, la lectura por motivos de trabajo o estudios descendió casi 4 puntos porcentuales, situándose en el 23,1% de los encuestados. Quizá el dato más revelador pase por el hábito de la lectura mismo, ya que hasta el 74% de los españoles se considera lector o lectora habitual.

Durante 2020 creció especialmente el número de lectores frecuentes (diarios y semanales) de libros en tiempo libre alcanzando. En la actualidad, el 52,7% de la población española mayor de 14 años lee libros semanalmente. Aunque con tendencia a la baja, un 36% de la población continúa sin leer libros. María José Gálvez Salvador, Directora General del Libro y Fomento de la Lectura, señaló que los resultados “son buenos, pero solo muestran una foto fija tras el confinamiento y tenemos que seguir pendientes de la evolución”. Según los responsables del estudio, “el libro ha jugado un papel muy relevante en la vida de muchos ciudadanos durante el confinamiento, que nos llevó a situaciones personales de desesperación”.

La lectura entre menores de 35, la que más crece

El efecto del confinamiento sobre la lectura se dio principalmente entre los menores de 35, subiendo hasta un 15% durante el Estado de Alarma y un 4% en total. Eso sí, según Uribes y Tixis, el gran problema viene por los no lectores, situándose en el 36% la estimación del estudio para con los españoles que no leyeron ni un solo libro en 2020. “Es un porcentaje que baja cada año, pero sigue siendo una cifra terrible si nos comparamos con otras potencias editoriales o con Lationamérica”, explicaron los responsables de los datos.

En cuanto al género, las mujeres vuelven a destacarse como las grandes lectoras de España, aumentando su consumo de libros hasta un 10% durante el confinamiento y un 3% en total. En la imagen fija, hasta el 66% de las mujeres se declaran lectoras frente al 48% de los hombres que lo hacen habitualmente.