Premios Hispania Nostra: nuestro patrimonio nos hace ser quienes somos

España es uno de los países con mayor número de bienes culturales y naturales, según la UNESCO. Con un emplazamiento estratégico a lo largo de los siglos entre el continente europeo y africano, la huella que han dejado aquí diferentes civilizaciones es digna de admirar. Y también de cuidar: la asociación Hispania Nostra, en colaboración con la Fundación Banco Santander, presenta sus premios homónimos con los que, una edición más, reconocerán las buenas prácticas en la conservación del patrimonio cultural y natural de nuestro país

Dos profesionales llevan a cabo trabajos de restauración en el Teatro del Liceo en Barcelona.
Dos profesionales llevan a cabo trabajos de restauración en el Teatro del Liceo en Barcelona.Premios Hispania NostraLa Razón

En cada rincón de nuestra geografía se esconde una porción de la rica historia que ha vivido la península ibérica, cuyo valor es incalculable. De hecho, España es el tercer país con más lugares declarados patrimonio de la humanidad de la UNESCO del mundo y el segundo de Europa. Por este motivo, es crucial que, como sociedad, pongamos todo de nuestra parte para su conservación, tanto en el plano cultural como el medioambiental. Este es el propósito de los premios Hispania Nostra que convocan este año 2021 a aquellos proyectos u obras acabadas que hayan contribuido al cuidado o mejora de nuestro patrimonio.

María Beguiristain es la directora de Arte y Exposiciones de la Fundación Santander y conoce de cerca la importancia, no solo de mantener, sino de dar a conocer los tesoros que se esconden a lo largo y ancho de nuestra geografía. “La conservación de nuestro patrimonio histórico es vital porque, si no lo conservamos, corre el riesgo de que no permanezca para el futuro”, comenta. Para ello, añade, “hace falta gente que quiera a su patrimonio”.

Reconociendo las buenas prácticas

La colaboración entre la asociación Hispania Nostra y la Fundación Banco Santander se remonta a varios años atrás. Desde 2012 se unen para entregar los premios Hispania Nostra, unos galardones que buscan reconocer la ejemplaridad de algunos de los proyectos que permiten conservar el enorme patrimonio con el que contamos en España.

De esta forma, podrá conocerse el enorme trabajo que se esconde detrás de los miles de enclaves históricos y naturales que pueblan nuestro territorio y poner en valor que, gracias a ellos, los ciudadanos hoy los podemos disfrutar. “Nuestra misión es la de poner en valor nuestra historia y a la vez reconocer las instituciones que hacen por conservar y mejorar esta parte de nuestro país”, afirma María Beguiristain.

Estos premios se dividen en tres categorías que tratan de recoger las buenas prácticas que hay en este sector y dotarles de la visibilidad y del prestigio que merecen.

La primera es la del premio a la intervención en el territorio o en el paisaje y busca destacar actividades de restauración, conservación o mejora de los elementos de nuestro patrimonio. Esto se hace siguiendo los principios generales del Convenio Europeo del Paisaje, que data del año 2000, y que anima a adoptar políticas y medidas a escala local, nacional e internacional para proteger, planificar y gestionar los paisajes europeos y hacer énfasis en el valor y la importancia de estos mismos para la ciudadanía.

La segunda categoría busca reconocer la conservación del patrimonio como factor de desarrollo económico y social. Para ello, tienen en consideración el modelo de gestión del bien cultural y el beneficio que ha tenido para la comunidad en la que se encuentra. Como explica Beguiristain, “mucho de ese patrimonio se encuentra alejado, en zonas más apartadas de los núcleos más importantes, por lo que se trata de un motor para la economía de esa zona”. En muchos casos, la buena gestión de estos enclaves traen consigo un impacto económico y social positivo y duradero.

Por último, la tercera categoría es la del premio a la señalización y difusión del patrimonio cultural y natural. En esta clasificación, la asociación Hispania Nostra y la Fundación Banco Santander galardona a aquellas innovaciones técnicas que permitan promover la comunicación, el conocimiento o la difusión de ambas a través de soportes convencionales y también del uso de nuevas tecnologías.

“Nuestro patrimonio es nuestra identidad”

El patrimonio cultural son las manifestaciones del legado y la historia de un país, es la herencia de nuestra comunidad y el regalo que le hacemos a la posteridad. Para Beguiristain, el patrimonio representa “nuestra identidad como país” y es fundamental cuidarlo para cuidar, a su vez, nuestra comunidad. El nuestro es un tesoro que está “más que avalado, respetado y reconocido internacionalmente” y nos hace especiales.

Precisamente por ello, tenemos que preservarlo y, sobre todo, cuidar de todos por igual. “Siempre va a haber monumentos que van a destacar”, comenta Beguiristain, “y por eso, parte de estos premios están encaminados a visibilizar aquella parte del patrimonio que no se conoce tanto”.

Tras estos premios, se encuentran dos entidades comprometidas con la cultura y la historia de nuestro país. Algunos de los proyectos en los que ya han participado son la recuperación del Caminito del Rey, en Málaga, el mantenimiento de las bodegas subterráneas de Moradillo de Roa, o la restauración del Pórtico de la Gloria, en Santiago de Compostela.

Del lado de la cultura

La asociación Hispania Nostra es una organización sin ánimo de lucro, declarada de utilidad pública, cuyo objetivo es la defensa, salvaguarda y puesta en valor de nuestro patrimonio cultural y natural. Una de sus principales acciones es la elaboración de la Lista Roja, una lista que recoge aquellos elementos del patrimonio cultural español que se encuentren en riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, con el objeto de darlos a conocer, atraer la atención de las autoridades pertinentes y lograr su consolidación o restauración.

Por su lado, Fundación Banco Santander es reconocida por su vocación cultural, humanística y científica. Son varios los proyectos y actividades culturales en los que presta patronazgo y los combina con acciones de sensibilización para una sociedad más justa, equitativa y sostenible.

Ejemplo de ello son los programas de Fundación Banco Santander de apoyo al talento joven como la 7ª edición de Santander Emplea Cultura, que busca la creación de empleo para jóvenes en la industria cultural contemporánea. “Con este tipo de iniciativas”, comenta Beguiristain, “pretendemos estimular iniciativas que unen cultura y talento joven con comunidades. Solo así, estaremos impulsando la sociedad de hoy que valorará y conservará el patrimonio de nuestro país”.