Canciones para un Marco Polo moderno

Los miembros de Sinsinati más la incorporación de Jorge Zuloaga componen la banda sonora de la ópera prima de Pablo Riesgo

De izda. a dcha., Manuel Portero, Jorge Zuloaga, Carlos Matamoros y Pedro Montero
De izda. a dcha., Manuel Portero, Jorge Zuloaga, Carlos Matamoros y Pedro MonteroArchive

Quizá sea una de las tareas más complicadas para un grupo de música pop. Ponerle sonido a las imágenes sin apoyarse en las clásicas estructuras de la canción pop puede ser un gran desafío al que se han enfrentado Carlos Matamoros, Pedro Montero y Manu Portero, miembros del grupo Sinsinati, más la incorporación delcantante y compositor Jorge Zuloaga con el que la banda da comienzo a una nueva vida, que arranca con un reto: su primera banda sonora cinematográfica. El cuarteto pondrá música a «Marco Polo», ópera prima del joven Pablo Riesgo, que se rodará este verano en La Manga del Mar Menor (Murcia).

Riesgo, junto al director de fotografía de la película, Marko Alonso Lahdenpera, y la productora, Ainara Landon, se acercaron a la banda «para mostrarnos el guión y explicarnos qué necesitaban. Tras leerlo, nos sumamos con mucha emoción», explica Zuloaga. Y después llegó el trabajo. «Primero nos empapamos bien de la historia para conseguir entender todos los sentimientos que podíamos potenciar con nuestra música», añade.

Buena química

La película les emocionó. «Nos motiva que sea una historia de crecimiento personal, el mensaje de saber buscar siempre algo bueno hasta en los peores momentos, y, si encima toca el plano familiar, nos pone más blandos todavía», contesta Zuloaga sobre una historia que evoca uno de esos veranos de infancia que todos atesoramos en el recuerdo, pero con un amargo trasfondo. «Marco Polo» narra la historia de Marco, un adolescente introvertido que debe aprender a sanar las heridas del pasado con su familia tras la muerte de su hermano mayor. Pronto, en apenas una semana de trabajo, los cuatro músicos dieron forma al primer tema. La pandemia puso las cosas difíciles al cuarteto, que ya trabaja en su nuevo disco. «El distanciamiento ha sido duro para todos, se complicaba compartir nuestras ideas y nuevas composiciones, pero nos hemos apañado bastante bien. Ahora mismo estamos adaptados para lo que venga después de esta prueba», dice el cantante, que precisa que la química es muy buena: «La adaptación ha sido natural, porque todos somos amigos desde hace un par de años, pero Manu y yo empezamos juntos nuestro camino musical hace una década con nuestro grupo Commonplace, en el que hacíamos folk americano. Fue precisamente Manu quien me pidió si les podía acompañar en la gira de Sinsinati como guitarrista rítmico y corista». Con la nueva formación ya están trabajando todos en canciones que tratan «de las experiencias del día a día». «Hay muchas de amor, pero también de motivación y superación. Estilísticamente, aún no podemos definir el sonido, eso se lo dejamos al público. Podemos decir que son canciones frescas y que no nos hemos agobiado siguiendo unos cánones a la hora de componerlas», señala Carlos Matamoros.

«Nos emociona que la historia del filme sea de crecimiento personal y de buscar lo bueno en el peor momento»

«Para nosotros, este año supone un reto. Nuestra intención es ir sacado temas y demostrar a la gente que tenemos muchas cosas que decir. También, seguir creciendo y llegar cada vez a más público. Lo que queremos transmitir es lo que tenemos. Siempre nos han dicho cuando terminan los conciertos que el buen rollo que hay entre nosotros en el escenario se trasmite abajo, en la pista. Es algo que nos gustaría mantener siempre», apunta Matamoros. Antes llegarán las canciones nuevas: «Por ahora, preferimos marcarnos objetivos cercanos. Nos gustaría publicar un disco para terminar de asentarnos en el panorama musical. Hasta entonces, aplicar “el cholismo” e ir canción a canción».