Cine

Crítica de “Cerca de ti”: padre no hay más que uno ★★★☆☆

"Cerca de ti" se estrena el 17 de diciembre en cines.
"Cerca de ti" se estrena el 17 de diciembre en cines. FOTO: La Razón (Custom Credit)

Dirección y guion: Uberto Pasolini. Intérpretes: James Norton, Daniel Lamont, Eileen O’Higgins, Chris Corrigan. Reino Unido, 2021. Duración: 145 min. Drama.

Hay madres que también abandonan y no quieren saber nada de sus hijos recién paridos. Que se largan sin mirar atrás, sin llevarse siquiera una foto. Quizá porque no estaban preparadas para ello, probablemente porque sueñen con otro futuro, pero John (excelente y contenido James Norton), un limpiador de ventanas cuyo pasado sabemos sin palabras pero sí por los tatuajes que ha sido duro y huérfano, está volcado en criar a su hijo Michael, de cuatro años. Las vidas de ambos, fundidas en una, es sencilla porque el adulto la ha llenado de pequeños gestos cotidianos felices, y, gracias a los servicios sociales, él puede marcharse a trabajar sin dejarlo solo.

Se aman aunque el dinero sea escaso; se aman aunque no haya un tercero en discordia; se aman, y punto. Pero a John, gravemente enfermo, solo le quedan unos cuantos meses en este mundo, y como no tiene a nadie, decide buscar una nueva y buena familia que adopte a Michael. Encuentran de todo, hombres sometidos a sus mujeres y obsesionados con una carísima colección de trenes, otros que solo pretenden que la prole imite los mismos pasos que dieron ellos, parejas que parecen «coleccionar» críos, personas solitarias... De todo, menos lo que John busca. Como en «El chico» (Charles Chaplin, 1921), las escenas de intimidad entre ambos «vagabundos», caminando por calles feas y obreras, visitando fabulosas casas en las que la cuna se quedó vacía, preparando un pastel para un último cumpleaños o las del joven despiojando al menor, sabiéndose, ambos, solos en el mundo, resultan realmente conmovedoras, máxime cuando, siempre a tiempo, consiguen que el corazón siga en un puño y la historia no derive en los terrenos del melodrama. Puro realismo inglés, pero menos social y más humano. Hasta esperanzador.

Lo mejor: sabe evitar siempre a tiempo el melodrama y ser una película, en lo que cabe, esperanzadora

Lo peor: que el filme quede «sepultado» en la taquilla; esta pareja tan tierna y real no lo merece