Cultura

Y los frescos de la Capilla Herrera de Annibale Carracci están de regreso en Roma

Exhibición de una obra reconstruida en un espacio extraordinario.

La Sala Marmi de la Sala Ovale dela Palazzo Barberini, reconvertida en lo que fue la Capilla Herrera
La Sala Marmi de la Sala Ovale dela Palazzo Barberini, reconvertida en lo que fue la Capilla Herrera FOTO: Alberto Novelli @albertonovelliph

Andrés Úbeda de los Cobos, Director Adjunto de Conservación e Investigación del Museo del Prado, describió emocionado, en la presentación a la prensa en Roma en el Palazzo Barberini ( a unos pasos de la Piazza Barberini), el resultado de un largo trabajo realizado por varias entidades, para recuperar los frescos que fueron creados por el artista Annibale Carracci al inicio del ‘600. Su trabajo consistió en pintar los frescos en la Capilla Herrera que fue propiedad de la familia del banquero español Juan Enríquez de Herrera para la Iglesia de San Giacomo de los Españoles en Roma de la Plaza Navona.

En la muestra organizada por el Museo del Prado y el Museo Nacional de Arte de Cataluña, se aprecian 16 frescos rescatados y colocados en la Sala Marmi, reconstruida para darle las proporciones justas y la secuencia original de lo que fue la Capilla Herrera.

La historia de los frescos es larga y apasionante.

Annibale Carracci, al inicio del ‘600, fue comisionado para decorar la capilla y e ideó dedicar su trabajo al santo franciscano Diego de Alcalá. Le pidió colaborar a Sisto Badalocchio que hiciera el trabajo, era un joven que no tenía suficiente experiencia para realizar una obra de esta envergadura. “El trabajo de muralista se debe de aprender, no porque se sepa pintar al óleo automaticamente se sabe como realizar un mural” aclaró el Director Adjunto de Conservación e Investigación del Museo del Prado. Este joven pintor hizo su trabajo pero no le satisfizo al maestro por lo que decidió pedirle a Francesco Albani, que destruyera lo que había pintado Sisto Badalocchio y pintarlo de nuevo. Más adelante enfermó y le pidió a Francesco Albani y a otro grupo de artistas como Domenichino, Giovanni Lanfranco y Sisto Badalocchio de realizarla.

Al parecer, y a pesar de la enfermedad y con la ayuda de los otros artistas, pintó el retablo.

En el siglo XIX, la capilla fue desmantelada. En 1830, los frescos fueron sustraídos de los muros de la capilla y transferidos en una tela los llevaron a la Iglesia Santa Maria de Montserrat de los Españoles. Años más tarde, los frescos fueron divididos y repartidos entre el Museo del Prado de Madrid y la Real Academia de las Bellas Artes de San Jordi en Barcelona. Actualmente siete de los fragmentos se mantienen en Madrid en el Museo del Prado y nueve en Barcelona en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Se desconoce la ubicación de los otros trozos que aparentemente fueron depositados en la Iglesia de Santa Maria in Monserrato degli Spagnoli de Roma.

La directora de la Galleria Nazionali di Arte Antica (Palazzo Barberini) Flaminia Gennari Santori, destacó los trabajos realizados en este Museo para conseguir reconstruir el ambiente que seguramente la Capilla Herrera tuvo en su momento. Cabe señalar el gran trabajo que realizaron en este espacio ya que han sido capaces de construir las dimensiones justas para que las piezas encajen exactas.

El milagro de San Diego, Capilla Harrera, Museo del Prado
El milagro de San Diego, Capilla Harrera, Museo del Prado FOTO: Alberto Otero

Andrés Úbeda de los Cobos, comentó que seguramente es el proyecto más largo que ha realizado en toda su vida profesional. “Es muy importante poner atención en la pinturas y su colocación, ahora las vemos aquí en la muestra tal y como estaban distribuídas en la Capilla Herrera en el año 1605 mas o menos aunque faltan tres piezas que no se sabe en donde están, al parecer estaban colocadas en el muro frontal y en un espacio oval”. Otra parte que destacó Úbeda de los Cobos, fue el estado de conservación (tomando en cuenta que se tratan de frescos que han extraído de los muros, colocado en telas y que no han dejado de viajar de un lado a otro. Seguramente fueron restaurados anteriormente pero no se sabe si en estos trabajos se destruyó algo, subrayó el Director Adjunto de Conservación e Investigación del Museo del Prado, .

Fresco Padre Eterno de la Capilla Herrera del Museo Nacional de Arte de Cataluña
Fresco Padre Eterno de la Capilla Herrera del Museo Nacional de Arte de Cataluña FOTO: Marc Vidal i Aparicio

Idea genial para los niños

El museo ha organizado con motivo de esta muestra, una actividad de lo más sugerente para que los niños conozcan la figura de Annibale Carracci y el arte de pintar murales: Del 20 de Noviembre y hasta el 5 de Febrero de 2023, cada domingo, excepto el primero de cada mes, el laboratorio didáctico “L’atelier dell’artista a cargo de Si pArte! ASP , invitan a los niños de entre 6 y 12 años a participar en un taller de lo más creativo. Conocerán lo que fue este artista y la vida de algunos de sus colaboradores y podrán pintar un cómic personalizado con los protagonistas que hayan conocido en la visita a la muestra de la Capilla Herrera. Es una actividad gratuita. Es necesario reservar - didattica@siparte.net