Croisette y un señor de Murcia

La ciudad de Cannes acoge una retrospectiva del artista murciano Cristóbal Gabarrón

Una de las escultura que Cristóbal Gabarrón ha implantado en Cannes en el marco de una amplia retrospectiva.
Una de las escultura que Cristóbal Gabarrón ha implantado en Cannes en el marco de una amplia retrospectiva.

La ciudad de Cannes acoge una retrospectiva del artista murciano Cristóbal Gabarrón. La muestra que se puede ver en diez espacios a lo largo de toda la ciudad incluye más de 200 obras del español.

Huye de encasillamientos. Cristóbal Gabarrón (Mula, Murcia; 1945) prefiere reflexionar sobre el ser humano, y de ahí profundizar en el individuo, la vida, la convivencia y el desarrollo de los valores humanos.

Pintor y escultor, el artista plástico español es en esta ocasión ante el que sucumbe la ciudad de Cannes. Justo al contrario de la obra de teatro de Miguel Mihura "Ninette y un señor de Murcia"(1964), ubicada en París, que con cuyo título se ha querido jugar para el de este artículo sobre esta exposición.

De esta forma, afincado en Nueva York desde 1983, Gabarrón envuelve Cannes con su exposición "Mil formas a la conquista del espacio", que se inaugura hoy hasta el 25 de septiembre. La retrospectiva comprende más de 200 obras distribuidas en diez lúgares de la ciudad como Centre d´art La Malmaison, Villa Domergue, Espace Miramar o La Croisette. Entre ellas, destacan 67 esculturas monumentales, que se instalarán al aire libre por las calles de Cannes, 41 esculturas que se mostrarán en museos, más de 80 cerámicas y 9 pinturas, lienzos todos ellos de gran formato.

Gabarrón admite que "me gusta que alguien que no está preparado para ver arte contemporáneo intente dialogar con él, aunque no le guste, que intente ver qué hay allí, aunque lo rechace".

Entre las esculturas, resalta la instalada con ocasión del Festival Internacional de Cine de Cannes, coincidiendo con el aniversario del centenario del nacimiento del Premio Nobel Camilo José Cela, el 11 de mayo de 2016: “Homenaje al cine, con Camilo José Cela al fondo”. Es una escultura de acero y fibra de vidrio policromada de 7,25 metros de altura, con la que Gabarrón y la ciudad de Cannes han querido rendir tributo al Premio Nobel español.

El comisario de la exposición y director de La Malmaison Frédéric Ballester destaca que "lo más importante de esta obra es que es típicamente española. Se ha inscrito dentro de la evolución de la pintura después de Goya. Tienen expresividad y misticismo", explica Ballester sobre el artista al que considera herededor de Picasso. "Su pintura posee sus influencias dentro del arte primitivo, el surrealismo, popp art", indica el comisario y director de La Malmaison.

Su trayectoria se caracteriza por la colaboración que ha mantenido con las Naciones Unidas, con sede en Nueva York, desde 1986 con la realización de la obra “Esperanza para la Paz” para conmemorar el Año Internacional de la Paz, la imagen de las Naciones Unidas para el Nuevo Milenio, 2000, o la Capilla del Milenio en 2001. Recientemente, el 24 de octubre de 2015, su monumento titulado Universo de Luz (Enlightened Universe), expuesto en el célebre Central Park de Nueva York, fue inaugurado por el Secretario‐General Ban Ki-moon en celebración del 70 Aniversario de la ONU.