Los Premios Yago prefieren a Pedro Casablanc y Ruiz Caldera

Los premios no pueden ser para todos, por eso los Yago nacieron para reconocer la figura de aquellos profesionales del cine que no hubieran sido galardonados en los Goya

Los premios no pueden ser para todos, por eso los Yago nacieron para reconocer la figura de aquellos profesionales del cine que no hubieran sido galardonados en los Goya. Habiendo conocido los resultados de la gala del sábado, ya se podía dar un veredicto. Por ello, el creador de los Yago, Santiago Alverú, convocó al jurado de la segunda edición de los premios, formado por Isabel Vázquez (Movistar +), Gregorio Belinchón (El País), Alejandro Calvo (Sensacine), Jorge Coscarón (FHM), Javier Díaz (Revista Don), Alvaro García (Cuore), Carmen L. Lobo (La Razón), Juan Ramón López (Revista Semana), Israel Arias (Europa Press), Gonzalo del Prado (Antena 3), Javier Zurro (El Español) y Belén Remacha (El Diario)

Reunidos en el restaurante OTTO de Madrid, fallaron las cuatro categorías de las que se componen los galardones. En primer lugar, el “Premio Impepinable”, que reconoce a un nominado a los Goya que no haya recibido estatuilla y que ha caído en las manos de Pedro Casablanc por su brillante interpretación de José Luis Bárcenas en “B, la película” de David Ilundain. Por su parte, el galardón al “No nominado” ha sido para el director Javier Ruiz Caldera por su trabajo en su última película, “Anacleto: Agente Secreto”, una de las cintas españolas más taquilleras del año. Caldera es uno de los cineastas nacionales que más público ha llevado a las salas en los últimos años con filmes como “Tres bodas de más” (2013), “Promoción fantasma” (2012) o “Spanish movie” (2009).

En la categoría de “Olvidado histórico”, premio a una amplia carrera ignorada por la Academia de Cine, el jurado decidió reconocer a Ángela Molina, quien ha entrado en la memoria de todos los españoles por sus actuaciones en películas como “El oscuro objeto del deseo”, “Lola” o “El mar”. Por último, un galardón novedoso es el “No reconocidos”, que premia a un sector de la industria cinematográfica que no pueda optar a un Goya. Ha recaído en la plataforma digital Filmin por ofrecer una opción legal y flexible para disfrutar del cine.