Fallece José Antonio Abreu, el maestro de Gustavo Dudamel

El director musical de 79 años fue embajador de la Unesco y Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2008

Abreu es uno de los músicos más importantes y de mayor trascendencia de la cultural musical venezolana
Abreu es uno de los músicos más importantes y de mayor trascendencia de la cultural musical venezolana

El director musical de 79 años fue embajador de la Unesco y Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2008.

El músico y economista José Antonio Abreu, premio príncipe de Asturias de las Artes por el reconocido programa de música Sistema Nacional de Orquestas de Venezuela, falleció hoy a los 79 años, informaron a Efe fuentes de esa entidad.

El programa, creado por Abreu en 1975, tiene como objetivo combatir la pobreza a través de la enseñanza de la música lo que hizo que las posibilidades de estudiar música clásica se extendieran a toda la población y ha sido replicado en varios países.

Abreu fue el más influyente tutor y maestro del estilo del famoso también laureado director venezolano Gustavo Dudamel, director de la Filarmónica de Los Ángeles, la joya más lustrada y brillante del Sistema.

La muerte del músico, conocido en Venezuela como "el maestro", fue confirmada por el Sistema Nacional, que no precisó más detalles.

El ministro de Cultura venezolano, Ernesto Villegas, lamentó su pérdida con un mensaje en la red social Twitter en el que publicó: "El pentagrama y la patria lloran al maestro José A. Abreu, quien desde joven descolló por su inteligencia, virtuosismo y liderazgo".

Asimismo, el expresidente del Parlamento el opositor Julio Borges, lamentó "la partida del maestro José Antonio Abreu, mentor de miles de jóvenes, el país le debe mucho a su extraordinaria obra: El Sistema de Orquestas, más de 40 años formando músicos en la excelencia y dejando el nombre de Venezuela en alto".

Abreu es uno de los músicos más importantes y de mayor trascendencia de la cultural musical venezolana, reconocido por la Unesco y honrado con la Orden del Sol Naciente, el Premio de Música Polar, otorgado por la Real Academia Sueca de Música, junto a otros reconocimientos.

En una entrevista concedida a Efe hace poco más de tres años, "el maestro"expresó su creencia en que a un niño que nace con desventajas sociales el aprendizaje de un instrumento "le abre un camino luminoso", le "ennoblece"y "dignifica", y, además, llena de orgullo a su familia, a su barrio y a sí mismo al poder representar con dignidad a su país en cualquier parte del mundo.

Simón Rattle valora su dedicación

El reconocido director de la Filarmónica de Berlín, Simón Rattle, destacó la dedicación de Abreu "a cambiar la vida de generaciones de jóvenes a través de la música y del Sistema".

"Gracias a su influencia, más y más gente joven de todo el mundo puede beneficiarse del poder de la música para llegar a todos y lograr un cambio. Trabajar con estos jóvenes músicos es un privilegio y un gran placer y le hace a uno poner los pies en la tierra", dice a través en una afirmación que recoge la página oficial del Sistema Nacional.

En 2010 recibió el Premio de la Paz de Seúl por su trabajo para mejorar la vida de jóvenes desfavorecidos, un galardón que reconoce a quienes luchan por la paz más allá de razas o ideologías.

Los organizadores del Premio de la Paz, creado en 1990, destacaron que el proyecto de Abreu orienta a los pobres para que comprendan el valor de la vida y los guía para convertirse en miembros sanos de la sociedad.

Convertido en uno de los músicos más importantes y de mayor trascendencia de la cultural musical venezolana, ha recibido el reconocimiento de la Unesco, honrado con la Orden del Sol Naciente, y el Premio de Música Polar, otorgado por la Real Academia Sueca de Música.

EFE