Cine

"Pokémon: Detective Pikachu", en YouTube antes que en los cines

Ryan Reynolds, que pone la voz a Pikachu, publicó un vídeo de una hora y media en Twitter que ya suma más de diez millones de visualizaciones

Ryan Reynolds, que pone la voz a Pikachu, publicó un vídeo de una hora y media en Twitter que ya suma más de diez millones de visualizaciones

El que se autodenomine seguidor de Ryan Reynolds quizá haya sospechado desde el principio que se trataba de una broma. El actor, que pone la voz al pokémon en la nueva película "Detective Pikachu", publicó un vídeo en Twitter titulado: "Pokémon Detective Pikachu FULL MOVIE". Los clicks llegaron en cuestión de segundos y continuaron hasta sobrepasar el millón y medio de visualizaciones. Claro que pocos se habrán quedado a ver la hora y cuarenta minutos de grabación, ya que después de una breve escena de la película lo único que el espectador observará será a Pikachu bailando una y otra vez la misma coreografía.

Reynolds aporta al filme su ya característico sentido del humor, que ya ha demostrado en papeles como el protagónico de "Deadpool"y del que no hay mejor ejemplo que esta travesura digital. Justice Smith y Kathryn Newton completan el reparto del filme que se estrena mañana en todo el mundo. Se espera que "Pokémon: Detective Pikachu"sea un éxito taquillero, y si la locura que desató en los noventa el juego en el que se basa es una señal, es muy probable que así lo sea.

La fiebre Pokémon comenzó en 1996 y para el 99 ya había crecido tanto que fue portada de la revista "Time", que describía cómo el fenómeno fue más allá del videojuego original para apoderarse de la televisión, los juguetes, los juegos en línea, los cromos, los dulces... Y, sin embargo, cuando los niños a los que tanto apasionaban Pikachu, Bulbasur y Charmander superaron los 12 o 13 años, la locura menguó. De hecho, parecía que había desaparecido. Pero la película protagonizada por Reynolds se ha encargado de despertar de nuevo el interés por los monstruos japoneses, que mañana llegan por primera vez a las salas de cine en un filme que combina animación con imagen real.