El curioso consejo que le ha dado su abuelo a Álex Márquez para ser compañero de Marc

Los hermanos Márquez suelen ir a casa de su abuelo Ramón después de cada fin de semana de carreras. Allí encuentran la paz después de tanto ajetreo y también el sabio consejo de su “abu”. Después de convertirse en Valencia en piloto del Repsol Honda de MotoGP, Álex fue a contárselo a su abuelo, que le avisó de lo que le esperaba. "¿De verdad vas a ser su compañero de equipo? Sabes que él no te va ayudar, Marc es como es, va a lo suyo”, le dijo Ramón al pequeño de la familia, que tuvo un encuentro con los medios y con uno de sus patrocinadores principales, Estrella Galicia.

"Yo le decía que ya lo sabía que no daba el paso para que Marc me ayudase, sino porque se han dado las circunstancias. Estoy en la mejor oportunidad que tenía para subir y ya está. Mi abuelo está muy orgulloso, además, ahora va a tener que sufrir sólo una vez y sólo va a madrugar un día en los Grandes Premios de la gira asiática.

Todos son ventajas para Álex en este salto hacia la máxima categoría, incluso para sus padres, que según él, van a reducir los ratos de sufrimientos mientras sus hijos compiten. “Creo que van a sufrir la mitad, dos entrenamientos al día en vez de cuatro y una carrera en lugar de dos con parón en medio, que mi padre nunca sabe qué hacer durante ese tiempo", reconoce el benjamín, que hace tiempo que supo pasar de las críticas y del peso que supone llevar el mismo apellido que uno de los mejores de la historia.

“2015 y 2016 fueron dos temporadas duras y entonces sí me fijaba en lo que opinaba la gente. Ahora intento evadirme mucho más de todo y mirar sólo lo que me interesa. Sé lo que conlleva ser el hermano de Marc, pero trato de hacer mi camino y un nombre. Soy bicampeón del mundo y no pienso en los haters y ni en nadie más”.