Lunin, el «supercedido» del Real Madrid

El joven portero ucraniano busca su tercer equipo en España en dos años. El Real Oviedo (Segunda División) es el mejor colocado para su incorporación. Ayer, en su segundo partido de la temporada, salvó al Valladolid en los penaltis

Andriy Lunin fichaba por el Real Madrid en 2018, procedente del Zorya ucraniano, como uno de las mayores promesas europeas bajo los palos. Así, le bastaban sus actuaciones en Liga Europa, con tan sólo 18 años, para despertar el interés del conjunto blanco. A esa corta edad Lunin ya fue capaz de conservar su portería a cero ante el Athletic de Bilbao.

Pero desde entonces, la joven promesa no ha podido demostrar su talento en las dos cesiones consecutivas que acumula. Primero en el Leganés, donde ni la buena forma de «Pichu» Cuéllar ni el entrenador le concedieron alguna oportunidad, y esta temporada en el Real Valladolid. Todo apuntaba a que, tras acabar decepcionados con la primera cesión, el Real Madrid había encontrado en el club de Ronaldo Nazario el destino perfecto para que su portero de 20 años comenzase a brillar en España. Sin embargo, en el conjunto pucelano Lunin tampoco ha discutido la titularidad a Jordi Masip ni se ganado la confianza de Sergio González, su técnico, por lo que el ucraniano ya busca un tercer equipo español en el que poner fin a su largo ostracismo en LaLiga.

Su entrenador actual, Sergio González, reconocía en su última conferencia de prensa que «Lunin está buscando un equipo que le garantice más minutos». «Tenemos que responder a la posibilidad de que se vaya, aunque queremos que se quede. Es un profesional de alto nivel», aseguró Sergio. El repentino regreso de Antonio Caro al Real Valladolid, que estaba cedido en la Ponferradina, da a entender que Lunin mantiene firme su decisión de marcharse.

El nominado al Golden Boy 2019 (galardón al mejor futbolista sub-21 de Europa) pudo haberse despedido ayer del Real Valladolid en el partido de Copa ante el Marbella, en el que salvó a los suyos con dos paradas en la tanda de penaltis. El joven meta ni siquiera ha debutado este año en el José Zorrilla en partido oficial, ya que sólo ha intervenido en los dos encuentros de Copa del Rey, como visitante. Su mejor recuerdo en el estadio vallisoletano es su romántica pedida de mano a su novia, compartida en redes.

Ahora, la prioridad del cancerbero es tener la continuidad que le garantice disputar la Eurocopa de este verano con Ucrania. Lunin pertenece a una generación dorada que daba el pasado verano el Mundial sub-20 a su país, donde se proclamó como mejor portero del torneo. Zinchenko, del Manchester City, es la otra gran esperanza nacional.

Así, la mejor opción parece estar en Segunda División. El Real Oviedo, que ya ha cedido a un jugador (Diegui Johannesson) para rebajar su masa salarial, estaría interesado en el portero del Real Madrid. El argentino Nereo Champagne sería en esta ocasión su rival en la portería.