Un gol de Messi da el triunfo al Barça (1-0) en el estreno de Setién

Germán, jugador del Granada, fue expulsado a los 70 minutos y poco después marcó el astro argentino

El gol se le atragantaba al Barça y el peligro empezó a asomarse por el Camp Nou. Comenzó el equipo siendo muy Quique Setién hasta en eso: la posesión era suya, la idea de salir con la pelota controlada era evidente, pero por momentos también la falta de profundidad. Eso sí, con tanto balón se defendía el Barça y el Granada no podía crear peligro. Pero el paso de los minutos generaba cierta ansiedad y el encuentro empezo a romperse. El conjunto de Diego Martínez ya amenazaba. Incluso tiró al palo, en las botas de Eteki. No entró de milagro. Pero entonces Germán vio la segunda tarjeta amarillas. Expulsado con 20 minutos por delante que el líder (que mantuvo su posición) no tardó en aprovechar. Cuando peor estaba marcó el gol. El fútbol es uno de los deportes más mentirosos que hay.

De Ansu Fati a Riqui Puig

No hubo mucha revolución en el primer once de Quique Setién con el Barcelona. Tampoco podía haberla. El lesionado Luis Suárez fue sustituido por Ansu Fati, que podría decirse que es el relevo natural, una vez que Dembélé también está de baja. Pero el joven conterano no tuvo su día. No logró desbordar y tampoco estuvo fino en el remate. Fue Ansu quien tuvo las ocasiones en la primera mitad, pero o se la paró Ruis Silva o chutó alto o «golpeó» al aire. Víctor Díaz le tapaba siempre la salida por su lado bueno, y se nubló.

Lo más llamativo que hizo Setién fue el primer cambio: todavía con 0-0, Riqui Puig tuvo su oportunidad. Entró por Rakitic y no por Arturo Vidal, el medio condenado de antemano con la llegada del nuevo técnico, pero que fue titular y además lo hizo bien. También participó en la acción del gol. Puig robó la pelota y el chileno hizo una dejada de tacón para que Messi entrara en el área y resolviera con sutileza con la derecha.

Umtiti

La otra novedad en la alineación de Setién fue que el compañero de Piqué en el centro de la defensa fue Umtiti en lugar de Lenglet, el habitual de Ernesto Valverde. El pase se convirtió en el centro del juego de los azulgrana y la presión funcionó bien. El Granada se metió muy atrás y ahí le costó al Barcelona dar el último pase, dejar a un jugador solo delante del portero. Por contra, con el equipo tan echado hacia delante, recuperaba pronto la pelota y mantenía al rival lejos de su portería. Mantuvo su portería a cero en el regreso de Ter Stegen. No son muchos los encuentros en los que lo ha conseguido este curso, pese a que tuviera el susto del tiro al poste. No concedió demasiado más.

Lo que viene

Que el Barcelona se impusiera al Granada en el Camp Nou es algo que entra dentro de la lógica y que seguramente también hubiera sucedido con Valverde. Las intenciones de este nuevo equipo parecieron claras, pero es pronto para sacar conclusiones. El próximo sábado contra el Valencia en Mestalla tendrá el primer hueso Quique Setién. Su apuesta por Riqui Puig parece que va a tener continuidad. El chaval se adapta perfectamente a la cadena de pases que quiere el nuevo entrenador.