Fútbol

Distintas velocidades para el regreso del fútbol a Europa

LaLiga Merkel retrasa su decisión sobre la Bundesliga y en Italia no lo ven claro

Bayern Munich Training
Müller, delantero del Bayern, en una sesión de trabajo con su equipo en estos últimos díasANDREAS GEBERTReuters

No sólo en el asunto de la reconstrucción económica andan divididos los países europeos. También hay diferentes velocidades en cuanto al regreso a la actividad en el fútbol y a la vuelta de las competiciones. En cada Liga, el ritmo para la reactivación y las perspectivas de que los torneos puedan completarse son muy diferentes.

Javier Tebas respiró aliviado cuando escuchó el anuncio de Pedro Sánchez el pasado martes. En el plan de desescalada se incluye el regreso del fútbol a los entrenamientos desde el 4 de mayo, un balón de oxígeno para los planes de LaLiga. «Lo que hay que hacer es que se cumplan las etapas que ha marcado el presidente del Gobierno. Ha explicado las fases de desescalada y ha contado con el fútbol profesional, que es de agradecer, porque hay que reactivar la economía de este país. Es un día importante, partíamos con la mala noticia de Francia», reconocía Tebas, que se había llevado un buen susto con la decisión tomada en el país vecino. El gobierno galo decidió dar por terminada la presente temporada y que no se puedan disputar partidos de fútbol en su territorio hasta finales de agosto. Una pésima señal para los planes de la competición española, que ya tiene preparados los test PCR que deben aplicar a los futbolistas antes de que arranquen los entrenamientos individuales.

La fases de apertura marcadas por el Gobierno coinciden con las del protocolo del COVID-19 que los clubes recibieron desde LaLiga, así que la cosa pinta bien para que haya fútbol. ¿Cuándo? El propio Javier Tebas respondía en Radio Marca. «Espero arrancar a mitad de junio, hay tiempo, no hay que correr, que en el mes de junio podemos empezar la competición. Tenemos de plazo hasta el 28 de junio. Hay ganas de empezar a entrenar, vamos a ver la fecha exacta en la que comenzamos, pero ya veo posible terminar la competición, que es muy importante».

La idea que sigue presente es la de que las plantillas vayan a las ciudades deportivas la próxima semana para hacer sesiones individuales, con no más de tres futbolistas en cada terreno de juego. Algo que ya ocurre desde hace semanas en la Bundesliga, donde los directivos de los clubes están algo nerviosos por las dudas de Angela Merkel. La canciller debe dar el visto bueno para que el fútbol regrese en Alemania y, por ahora, ha decidido ampliar un poco más el plazo para emitir una respuesta. Esperaban tener un veredicto hoy mismo, aunque no parece que será así y crece la incertidumbre.

En Inglaterra han arrancado ya los entrenamientos en solitario, mientras que en Italia ha llegado un jarro de agua fría en forma de declaraciones del ministro del Deporte. «Veo el camino para reanudar la competición cada vez más pequeño. Si fuera presidente de un club de Serie A empezaría a pensar en la próxima temporada», decía Vincenzo Spadafora, que ve bien seguir a Francia y a Holanda y cancelar el curso.