El regreso de Marco Asensio al Real Madrid: un gol en 30 segundos 331 días después

Volvió tras casi once meses de su lesión de rodilla en la pretemporada pasada

Marco Asensio celebra el gol que le marcó al Valencia tras casi once meses sin jugar
Marco Asensio celebra el gol que le marcó al Valencia tras casi once meses sin jugarManu FernandezAP

La Liga estaba en juego y el marcador muy abierto con el 1-0, pero si se trata de Asensio, la fe de Zidane es infinita. Es uno de sus niños bonitos y, aunque llevaba 331 días sin jugar un partido, el francés quiso que fuese el mallorquín el que sentenciase el triunfo ante el Valencia. Marco regresaba después de su rotura de ligamentos y lo hizo como si nada. Como si fuese fácil entrar en un partido muy disputado y encontrar un hueco en mitad de la poblada defensa valencianista.

Lo hizo nada más entrar, en su primer contacto oficial con la pelota desde aquella maldita noche americana del 24 de julio de 2019. Como si no hubiera pasado el tiempo durante estos casi once meses de recuperación, Asensio se desmarcó para que Mendy le encontrara, y lo que vino después lo sabe hacer de sobra. Ya lo decía en LA RAZÓN antes de la final de la Champions contra la Juventus, que a él esto del fútbol siempre se le había dado bien y le salía con facilidad.

Y lo demostró ayer en su primer minuto sobre el césped una vez terminado el calvario de la rotura del cruzado. Se rompió en la gira norteamericana de verano, ante el Arsenal, en un amistoso en Washington que parecía acabar con toda su temporada. No llegaba a tiempo ni a los últimos encuentros, pero el coronavirus lo retrasó todo y, como le ha sucedido a Hazard, le ha permitido ser protagonista en el reparto de los títulos. Zidane aseguró que iba a contar con él, porque estaba bien, así que en un día caliente ante el Valencia, le mandó al césped. Porque es especialista en goles importantes y anoche hacía falta uno para unir al primero de Benzema y asegurar los tres puntos.

Asensio lo marcó con la misma naturalidad como en aquella final de la Liga de Campeones en Cardiff en 2017. Y después de batir a Cillessen, tuvo tiempo para abrirse a la banda, recibir de Kroos y darle a Karim la asistencia del tercero. El estreno soñado después de tanto quirófano, tantos ejercicios de movilidad y tanta piscina y gimnasio. Tenía ganas de fútbol y, la primera ración fue por todo lo alto. «Tenía muchas ganas de volver tras tantos meses de trabajo. Lo importante es que estoy listo para la recta final de la temporada y que el equipo ha ganado», decía Marco.