Luka Doncic responde a los insultos racistas con un triple ganador en el partido de su vida

Escandalosa actuación del esloveno con un triple histórico en la victoria de los Mavs (133-135) para igualar la serie ante los Clippers. Hizo 43 puntos, 17 rebotes y 13 asistencias

NBA: Playoffs-Los Angeles Clippers at Dallas Mavericks
Luka Doncic, en el cuarto partido ante los ClippersAshley LandisReuters

Luka Doncic es la mayor atracción en Disney World. Que se lo digan a Los Angeles Clippers, uno de los favoritos al anillo. En un partido increíble, con un triple en el último segundo de la prórroga, Doncic igualó la eliminatoria (2-2) entre los Mavericks y los Clippers. Fue a 3.7 segundos del final y con los Clippers uno arriba. Doncic recibió el balón, lo botó ocho veces, ganó el espacio suficiente a su defensor con un pasó atrás y clavó un triple desde ocho metros. Acabó el partido con 43 puntos (18/31 en tiros de campo para un 58 por ciento de acierto), 17 rebotes y 13 asistencias. Un triple doble brutal. Anotó los siete últimos puntos de su equipo. Una barbaridad.

La actuación de Doncic fue un escándalo especialmente durante los 45:45 que estuvo en pista. Los Mavericks llegaron al descanso por detrás (66-58) y con sus habituales carencias defensivas. Dio igual. El esloveno agarró los mandos del partido y no los soltó. ¿La primera consecuencia? Un parcial de 16-0. Mediado el tercer cuarto Luka ya había consumado un nuevo triple doble. Ninguno de sus defensores encontraba la forma de pararle. Los Mavs dieron la vuelta al partido con un concluyente 35-19. A esas alturas, Doncic ya acumulaba 28 puntos, 12 asistencias y 11 rebotes. Y quedaba un cuarto por delante.

El ex madridista comenzó los minutos decisivos sentado en el banquillo tratándose el tobillo izquierdo que había terminado maltrecho en el tercer partido. Los Mavs se escaparon por doce, pero entre Lou Williams y Kawhi Leonard resucitaron a los Clippers. Doncic siguió sumando, pero no pudo evitar el tiempo extra. Con sólo siete minutos de tregua sumaba 36 puntos, 16 rebotes y 12 asistencias y quedaba lo de la prórroga.

En el Este ya hay un semifinalista, los Boston Celtics. La lesión de Gordon Hayward no ha frenado su imparable trayectoria en la serie ante los Sixers. El equipo de Filadelfia contaba con la baja de Ben Simmons y entre la ausencia del base canadiense, la escasa consistencia del equipo y el perímetro de los Celtics la eliminatoria se ha resuelto por la vía rápida. Los Celtics se impusieron por 110-106 en el cuarto encuentro para sellar el 4-0.

El cuarto partido llegaba después de que los Celtics resolvieran los tres primeros por una diferencia media de 14 puntos y rozando los 115 por encuentro. La historia se repitió porque la diferencia final fue engañosa. El parcial del tercer cuarto, 32-19, fue definitivo. Los argumentos de los de Boston fueron los clásicos. Un perímetro demoledor con Walker, Brown y Tatum. El primero fue el máximo anotador con 32 puntos a lo que añadió 4 rebotes y 4 asistencias. Brown sumó 16 y Tatum se fue hasta los 28 puntos, 15 rebotes y 4 asistencias. Además contaron con la ayuda del alemán Theis (15 puntos y 4 rebotes) y la intendencia de Marcus Smart (8 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias). La pregunta ahora es si será suficiente para contener previsiblemente a los Raptors, el equipo más en forma en la burbuja de Disney.