La Hacienda italiana puede ayudar a que Luis Suárez fiche por la Juventus

El uruguayo compite con el bosnio Dzeko por acompañar a Cristiano Ronaldo en el ataque turinés

La Juventus busca un delantero que acompañe a Cristiano Ronaldo, dado que el nuevo entrenador del equipo, Andrea Pirlo, no cuenta con el argentino Gonzalo Higuaín. El proceso de selección efectuado por el equipo turinés ha reducido los candidatos a dos nombres, el uruguayo Luis Suárez (33 años), al que Ronald Koeman le indicó la puerta de salida en el Barcelona, y el bosnio Edin Dzeko (34 años), de la Roma.

Aunque Dzeko parece ser el preferido de Pirlo, Luis Suárez cuenta con un importante aliado que podría favorecer finalmente su llegada a la Juventus. Y es que la Hacienda italiana puede terminar decidiendo, de forma involuntaria, el fichaje de Suárez. El favorable sistema fiscal para los nuevos residentes en Italia permitiría a la Juventus ahorrar varios millones de euros en impuestos si decide contratar al uruguayo.

El 1 de enero de 2020 entró en vigor el Decreto Crescita, sobre medidas urgentes para el crecimiento económico. Este decreto aprobado por el Gobierno italiano dispone que, a partir de esa fecha, todo empleado, profesional por cuenta propia o empresario que se establezca como residente fiscal italiano y se comprometa a permanecer trabajando como residente fiscal en territorio italiano durante los dos años siguientes, solo tributará al impuesto sobre la renta italiano por el 50 % de su renta, con independencia de su función o cualificación.

Los medios italianos aseguran que Luis Suárez cobra 15 millones de euros netos por temporada en el Barcelona, con el que todavía tiene un año de contrato. La Juventus no estaría dispuesta a llegar a esa cantidad, pero sí podría ofrecer al uruguayo 10 millones netos al año si consigue la carta de libertad del Barça. Eso supondría que a la Juventus, acogiéndose a los beneficios del Decreto Crescita, cada año de contrato de Suárez le saldría por 15 millones de euros brutos: 10 netos que percibiría el delantero más cinco en impuestos.

Edin Dzeko, residente en Italia desde hace varias temporadas, no podría acogerse a las ventajas fiscales del Decreto Crescita. La Juventus, según publican varios medios italianos, estaría dispuesta a ofrecer siete millones de euros netos por temporada al bosnio, que sumados a los impuestos de los que debería hacerse cargo el club elevan la cifra a 13,5 millones brutos por año. A esa cantidad habría que añadir el precio del traspaso, fijado por la Roma en 15 millones de euros. Esto significa que los dos años de contrato que la Juve está dispuesta a ofrecer a Dzeko le supondrían un desembolso de 42 millones de euros: 27 brutos de ficha más 15 de traspaso.

En el caso de Luis Suárez, esos dos años de contrato le supondrían a la Juventus 30 millones de euros, 12 menos que si se decide a contratar a Dzeko.

La contratación de cualquiera de los dos delanteros está sujeta, además, a otros condicionantes. En el caso de Suárez, que consiga la carta de libertad del Barcelona y llegue gratis a la Juventus. En el caso de Dzeko, que el Nápoles acceda a traspasar al atacante polaco Arkadiusz Milik a la Roma. Sin un sustituto para Dzeko, es difícil que la Roma deje salir al bosnio, que tiene contrato hasta 2022.