Daniel Bramble: de atleta olímpico a repartidor de Amazon

“Pasé de rumbo a Tokio a al final de la calle, gira a la izquierda”, relata uno de los mejores saltadores de longitud bitánicos que se quedó si ingresos por el Covid-19.

La pandemia del coronavirus ha afectado a todos los sectores, siendo el deporte uno de los más perjudicados. Este año deberían haberse celebrado los Juegos Olímpicos de Tokio pero el virus obligó a aplazarlos hasta 2022. Ante esta circunstancia, varios atletas han tenido que buscar la manera de mantenerse en forma, pero sobre todo de sobrevivir ante la falta de ingresos. Este es el caso de Daniel Bramble, saltador inglés, que ha encontrado una manera de obtener dinero para seguir luchando por el sueño olímpico.

El deportista ha compartido una imagen de su nueva profesión en redes sociales: repartidor de Amazon. Junto a la imagen escribió: “Este año he pasado del ‘Camino a Tokio’ a “al final del camino, gira a la izquierda'. No contar con fondos y apoyo realmente pasó factura este año. Pero tienes que adaptarte o extinguirte”.

Su historia se volvió rápidamente viral en redes sociales y las reacciones no se hicieron esperar.

En minutos, Twitter se inundó de mensajes de ánimo para el saltador, que ha comenzado una campaña de crowdfunding. “Tantas palabras y mensajes amables, realmente tenía que mostrar lo que sucede a menudo detrás en este deporte. Hay un enlace para aportaciones en mi biografía y un tweet anclado en mi perfil, pero wow”, escribió en su perfil de Twitter de nuevo.

Sin embargo, Bramble no es el primer deportista que opta por esta solución para sobrevivir en tiempos de pandemia. Mervyn King es una de las estrellas del mundo de los dardos también cambió temporalmente de profesión para trabajar como repartidor de Amazon.

King, ganador del World Masters 2004 y subcampeón de la Premier League 2009, el Gran Premio Mundial 2012 y el Masters 2014, pasó de moverse en torneos que mueven sumas millonarias (con unas ganancias de 1,9 millones de euros durante su carrera) a ganar 130 euros por cada jornada de trabajo.

El deportista trabaja cada día desde las 9:00h hasta las 17:00h a bordo de una furgoneta Mercedes Vito y puede repartir hasta 200 paquetes, lo que le hace sentir bien: “Al final del día, todos estamos tratando de ganarnos la vida”, afirmó King al respecto.