Un futbolista, a juicio por masturbarse frente a una mujer en el metro

La presunta víctima ha contado cómo buscó un sitio frente a ella y lo que hizo la conmocionó

Paul Kalambay iba a entrenar en tren y un día se sentó enfrente de una mujer. Era octubre de 2018 y ahora está siendo juzgado por masturbarse mientras miraba a la joven. El vagón del tren estaba vacío, aparte del acusado, la presunta víctima y otros dos pasajeros. La denunciante afirma que entró en un vagón en el que sólo estaban dos personas más además del futbolista, ataviado con el chandal del equipo, y que vio cómo se tocaba bajo el pantalón mientras la miraba. “La forma en que se tocaba era como un gesto para tratar de atraerme hacia él. Lo sostenía y me lo mostraba como ‘mira mi pene erecto’”, asegura ella. “Conmocionada”, según contó al tribunal, se levantó y se fue a la puerta.

Uno de los testigos asegura que el futbolista podía haberse sentado en cualquier sitio del vagón, pero justo eligió el que estaba enfrente de la mujer.

“La forma en que se sentó también fue extraña. Se sentó un poco encorvado en ambos asientos en mi dirección con su cuerpo hacia mí. Me di cuenta de que estaba jugueteando con sus pantalones y que sostenía su pene erecto. Y pude ver que era su pene debido a la posición de su cuerpo y la forma del mismo", continuó la presunta víctima en la declaración.

Él insiste en que no lo hizo porque iba con el chándal del equipo y hacerlo así vestido le podía dar problemas y quedarse sin trabajo.

En las imágenes de CCTV que se muestran a los miembros del jurado, se puede ver a la mujer mirando a Kalambayi antes de levantarse y caminar hacia las puertas del tren.