Vuelta a España: Marc Soler explota en Lecumberri

El ciclista de Movistar gana su primera etapa en una grande y Roglic araña algún segundo nás

Marc Soler entra en meta festejando su triunfo en LekunberriKiko HuescaEFE

Marc Soler tenía una cuenta pendiente con la Vuelta. La imagen que quedó de él en la carrera del año pasado es la de su enfado con la dirección de su equipo cuando lo mandó parar en la etapa de Andorra para esperar a Nairo Quintana. Marc iba escapado por delante, pero Movistar priorizó las posibilidades del colombiano en la general y lo mandó parar.

Nairo no ganó aquella etapa y tampoco la Vuelta. Y Marc, que probablemente hubiera acabado devorado por Pogacar, el ganador de aquella etapa, no pudo disimular su enfado con visibles aspavientos sobre la bicicleta que hacían ver su disconformidad con la decisión del equipo.

Pero en Lecumberri eran todo sonrisas. La suya al cruzar la meta y conseguir su primera victoria en una grande y la de sus compañeros, Alejandro Valverde y Enric Mas, que corrieron a abrazarlo nada más llegar. La victoria de Marc era el premio al trabajo del equipo. que se había desgastado en el llano para estirar la carrera y después en la subida a San Miguel de Aralar, el puerto de primera que aguardaba a 15 kilómetros de la meta.

Ahí Marc se vació. Tomó el relevo de Carlos Verona, que había apretado el ritmo en los primeros tramos de la ascensión y aceleró hasta que no le quedó un gramo más de fuerza. Se descolgó en los últimos metros, pero recuperó en el descenso. No quiso pararse a pensar y cuando llegó a la altura de los primeros –Roglic, Carapaz, Dan Martin, Kuss, Mas, Valverde– continuó hacia delante. «Cuando nos ha pasado creía que era una moto, porque iba al triple de velocidad que nosotros. En tres segundos nos ha sacado cincuenta metros», confesaba Enric Mas después.

Ya no fueron capaces de recuperar esos metros en el descenso. Hubo intentos, pero Valverde, que era el favorito para la victoria, ejerció de guardaespaldas y los frenó en seguida. Soler llegó solo y Roglic apretó en el esprint del grupo para arañar unos segundos más de bonificación y fortalecer su liderato. Aunque el premio gordo fue para Marc.

Antes de empezar la Vuelta le preguntaban si se arrepentía de no haber acudido al Giro co mo era el plan inicial de Movistar después del confinamiento. «Una vez que decidimos hacer Tour y Vuelta la cabeza se centró en la Vuelta y en el Tour», djo. Y el premio le ha llegado en Lecumberri.