El crecimiento de Joao Félix tapa la ausencia de Luis Suárez

El uruguayo y el portugués han marcado cinco goles cada uno en el Atlético más ofensivo de los últimos años. La Covid deja fuera a Suárez

Joao Félilx, en el último entrenamiento del AtléticoAFP7 v�a Europa Press AFP7 v�a Europa Press

El Atlético sufre más que nadie los efectos de la pandemia de selecciones y el partido que iba a ser el de Luis Suárez ha pasado a ser el de Joao Félix. El uruguayo dio positivo en las pruebas de Covid-19, igual que Lucas Torreira unos días después. Herrera está lesionado y no podrá jugar; Oblak y Savic llegaron magullados también de los compromisos con sus equipos nacionales.

Así que Simeone se agarra a Joao Félix con la fe que le ha demostrado esta temporada. El portugués ha marcado siete goles en diez partidos en lo que va de curso, ha completado los tres partidos de la Liga de Campeones y, en la Liga, sólo Oyarzabal ha marcado más goles que él.

Joao Félix es la cara del nuevo Atlético, más ofensivo, más feliz. Un equipo que suma 17 goles en siete partidos de Liga. La temporada pasada había marcado sólo siete en la misma cantidad de jornadas. Sólo entre Joao Félix y Luis Suárez han marcado ya más goles –cinco cada uno– que todo el equipo a estas alturas de la temporada pasada. Por eso es más dura aún para el equipo rojiblanco la ausencia del uruguayo.

«Los positivos que nos han tocado forman parte de la sociedad. Existe la posibilidad de que a algún chico le pueda tocar, habrá que salir con otros futbolistas a cumplir y a esperar que tanto Luis como Lucas se incorporen lo más rápido posible. Nos tocó y hay que resolverlo», asume Simeone como una fatalidad.

Pero no quiere cargar con más responsabilidad a Joao Félix de la que ya tiene por ser el fichaje más caro de la historia del Atlético. «Joao Félix será Joao Félix y todo lo que él se proponga y quiera ser irá encaminado a su propio nombre. Crece diariamente y nos ilusiona y nos entusiasma porque está en nuestro equipo», responde Simeone cuando le preguntan si se le puede comparar con Messi.

Joao está lejos todavía de convertirse en algo parecido al argentino, pero es el jugador más determinante del Atlético. Y es el cuarto futbolista que más minutos juega entre Liga y Liga de Campeones. Sólo Oblak y Trippier, que lo han jugado todo, y Savic, que se perdió un partido, han jugado más que él. Pero el portugués pasa más tiempo en el césped que futbolistas como el capitán Koke o Marcos Llorente, que se han ganado la llamada de Luis Enrique para la selección en la última convocatoria.

La presunta debilidad física del portugués parece que va quedando atrás. A los partidos con el Atlético añade los compromisos con su selección. Ha sido titular en todos los choques oficiales de esta temporada y en el encuentro en el que menos participó disputó 71 minutos. Fue el último, contra Croacia, en el que Portugal ya no podía acceder a la fase final de la Liga de Naciones para defender su título. Con su selección ha marcado tres goles esta temporada, aunque uno fuera en el amistoso contra Andorra.

«Esta temporada he empezado bien y me está yendo bien. Voy a seguir trabajando para que las cosas aparezcan y pueda dar alegrías a los aficionados y al Atlético», reconoce el futbolista rojiblanco, muy motivado para enfrentarse al Barcelona. «Estos partidos grandes contra buenos equipos son los que gusta jugar. Estamos preparados para jugar y disfrutar al máximo», asegura. Aunque admite la dificultad que supone siempre enfrentarse al Barcelona. «Llegamos bien y muy motivados a este partido. Estamos haciendo las cosas bien y hemos tenido resultados muy buenos. Todos sabemos que al Barcelona le gusta mucho tener el balón y la posesión. Pasan mucho tiempo con la pelota en su poder y eso nos va a hacer correr un poco más de lo normal, pero vamos a implementar nuestra manera de jugar para hacer un gran partido», dice en los canales oficiales del Atlético de Madrid.

La evolución de Joao Félix es evidente. El año pasado en el campeonato de Liga marcó sólo seis goles. A pesar de todo fue el segundo máximo goleador del equipo, tanto en el torneo nacional como en todas las competiciones. Parece que ya ha superado la fase más difícil, la de la adaptación, para cualquier jugador, especialmente de su edad, al cambiar de equipo y de país.

Un proceso por el que ya pasaron otros en el equipo rojiblanco, como Griezmann, que lo superó para convertirse en estrella del equipo. Algunos se quedaron por el camino en el proceso de acoplamiento el método Simeone, como Luciano Vietto. Los vómitos de su primer entrenamiento a las órdenes del «profe» Ortega ya daban pistas de que aquello no funcionaría del todo.

Joao Félix se atreve con todo, pero no está solo. Simeone ha recuperado a Diego Costa, su delantero preferido de las últimas temporadas a pesar de que los números no están con él ahora. «Ha vuelto al grupo, ha hecho fútbol desde el miércoles y está bien, está para jugar y lo tengo en cuenta para poderlo alinear», asegura Simeone. Pero Diego Costa ya no es un protagonista principal en el Atlético. Es un secundario al lado de Joao Félix.