Fútbol

Escándalo en el Rayo Vallecano: el bocata de jamón york que ha hecho estallar a las jugadoras

Denuncian comidas vergonzosas, retrasos en los sueldos y falta de material deportivo

Jugadoras del Rayo Vallecano
Jugadoras del Rayo Vallecano FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Nuevo escandalo en el fútbol femenino. Tras la polémica desatada por la cena que les dieron de un bocata con dos lonchas de jamón york, las jugadoras del Rayo Vallecano Femenino han decidido destapar todas las vergüenzas del club, explicando la verdad sobre la comida y sus sueldos. Las jugadoras amenazaron incluso con no presentarse al encuentro frente ante la Real Sociedad para reclamar mejoras en las dietas de los desplazamientos. El club se defiende alegando que la comida tiene el visto bueno del Dr. José González, jefe de los servicios médicos del equipo.

El presidente, Raúl Martín Presa, afirmó que es el club quién decide lo que deben comer o no y acusó a las jugadoras de haber optado en otras ocasiones han optado por comer comida rápida, “algo contraproducente para un deportista de élite”. Esta afirmación ha indignado aún más a las futbolistas que han sacado a la luz la situación real que atraviesan.

En un comunicado hecho publico ayer las jugadoras del Rayo Femenino y su cuerpo técnico explican que han decidido, después de conversaciones mantenidas con el club, viajar para disputar el partido aplazado de la jornada 1 frente a la Real Sociedad ante las posibles consecuencias deportivas y jurídicas que pudiera acarrear la no presencia del equipo en dicho partido.

Asimismo -añaden- que el club se ha ofrecido a estudiar sus reivindicaciones en la que además del picnic se denuncian retrasos en los pagos y falta de material deportivo.

En la nota, el Rayo Vallecano Femenino ha enumerado sus quejas para presionar a la directiva a tomar cartas en el asunto:

- El picnic ofrecido por el club el día 5 de diciembre al finalizar el partido frente al Levante, fue preparado el día 4 del mismo mes por la mañana, rompiendo así la cadena de frío.

- Dicho picnic constaba de dos bocatas de Jamón York y dos manzanas.

- El 80% de la plantilla tiene un contrato ajustado al mínimo previsto por el convenio colectivo.

- En ningún momento las jugadoras de la primera plantilla del Rayo Femenino han utilizado como alternativa a dichos picnis comida rápida o sucedáneos, debido entre otras cosas, a que gran parte de las jugadoras están bajo la supervisión de un nutricionista por decisión propia.

- Las nóminas de agosto y septiembre, se abonan dentro de una cuantía global estipulada por contrato, en el que la cifra final debe ser abonada en unas mensualidades acordadas por el club con cada jugadora.

- Los pagos tanto de dichas nóminas, como las de los meses sucesivos, han sido recibidos tarde en tiempo y forma, incumpliendo el artículo 30 del convenio colectivo.

- Todo el material deportivo usado en los entrenamientos, exceptuando equipaciones, petos y balones, es cedido por los integrantes de nuestro cuerpo técnico.

- El 50% del Cuerpo técnico, aunque si disponen de ficha federativa, no han recibido ninguna remuneración de parte del club desde el comienzo de temporada. Esta situación se ha puesto en conocimiento de nuestro sindicato AFE que ha decidido tomar las medidas oportunas.

“Nuestros compañeros de la primera plantilla masculina del Club -concluyen-, una vez más, se han interesado por nuestra situación, manifestando su voluntad de adherirse a este comunicado, entendiendo que las condiciones que se nos brindan están muy lejos de poder hacer frente a la exigencia que supone competir en la Primera Iberdrola”. Uno de los futbolistas de la primera plantilla que no tardó en mostrar su apoyo fue Mario Suárez, que compartió el comunicado en su perfil oficial de Twitter.