El mal gesto de Dembélé: se salta un semáforo en rojo para huir de los aficionados

Tras ser increpado en noviembre, el jugador -que vuelve a estar lesionado- prefirió ignorarlos

Dembélé huye de los aficionados
Dembélé huye de los aficionadosTwitterLa Razon

Dembélé se encuentra en proceso de recuperación desde que se lesionara hace un par de semanas ante el Cádiz y acude asiduamente a la ciudad deportiva del FC Barcelona para ejercitarse.

A la salida como viene siendo costumbre, un grupo de aficionados esperan a los jugadores para ver si pueden tener algún recuerdo de ellos, ya sea foto o autógrafos pero Dembélé lo ha vuelto a hacer. Tras ser increpado por un grupo de seguidores culés el pasado mes de noviembre ahora directamente los ha evitado.

El francés salía del entrenamiento y varios aficionados le esperaban. Justo a la salida hay un semáforo y es ahí donde aprovechan para acercarse a los futbolistas. Esto no es del agrado del delantero porque en vez pararse porque estaba el semáforo en rojo se lo saltó deliberadamente para no tener que atender a los seguidores culés.

Sin duda una irresponsabilidad más del jugador del FC Barcelona que le podría acarrear alguna sanción de tráfico.

El Barça está harto

Al margen de este feo gesto, Dembélé tiene bastante enfadado al club. Sus continuas lesiones están empezando a cansar a la institución culé que reprochan al francés no haber aprendido a leer bien su cuerpo. El motivo último ha sido la lesión ante el Cádiz. El jugador notó un pinchazo en la parte posterior del muslo derecho y después de unos minutos probándose decidió que seguía óptimo para jugar. El resultado de esto es que se lesionó provocando una elongación en el bíceps femoral de la pierna derecha.

Los técnicos consideran que Dembélé cometió un error, ya que si se hubiera retirado a tiempo posiblemente se hubiera ahorrado un buen puñado de días de baja.