Fútbol

Koeman empieza a sangrar por la nariz en la conferencia de prensa previa al duelo con el Sevilla

El entrenador holandés pidió más goles a los delanteros para ayudar a Messi

Ronal Koeman, durante el partido de Copa contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán
Ronal Koeman, durante el partido de Copa contra el Sevilla en el Sánchez PizjuánMARCELO DEL POZOREUTERS

El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, ha señalado que no siempre se puede “exigir” a los “mayores y a los mejores” que tiren del carro y, como ejemplo de ello, ha recalcado que Leo Messi lleva más o menos los mismos goles marcados en LaLiga Santander que el resto de compañeros, mientras que ha pedido ganar el doble duelo ante el Sevilla FC, en LaLiga para “seguir sumando” y en la Copa para remontar el 2-0 adverso. Todo ello en una conferencia de prensa que tuvo que terminarse de forma abrupta porque al entrenador holandés le empezó a sangrar la nariz, aunque no fue por nada grave.

Leo lleva 18 goles, los demás llevan juntos más o menos la misma cifra. Tampoco hay que exigir siempre a los mayores y a los mejores, necesita ayuda de los demás. La responsabilidad debe de ser de todo el equipo, no solo de los mayores. En general, es el equipo entero quien tiene que darlo todo”, manifestó. Y lo inmediato es ese doble duelo ante el Sevilla, aunque “no” está de acuerdo en que la temporada dependa de esta semana. “Parece que somos solo nosotros que jugamos partidos muy importantes. La presión existe para todos los equipos. Al ser jugador y entrenador del Barça, la presión existe en todos los partidos”, recordó.

“Sé que al ser entrenador del Barcelona, siempre existe mucha presión. Si no ganas y pierdes partidos, el culpable es el entrenador. Lo acepto y lo asumo, sé cómo funciona porque llevo muchos años en esto. Intento hacer el máximo que pueda y no pienso en perder, siempre pienso en ganar. Cuando no sea así, habrá tiempo de analizar y hablar pero soy optimista”, comentó sobre su futuro. Centrado en el presente, quiere ganar al Sevilla en LaLiga y en la Copa, sin dar nada por perdido. “Son dos partidos diferentes, mañana es campeonato de Liga y miércoles, Copa. Intentaremos ganar los dos, sabemos que el resultado de la Copa es un 2-0 en contra, mañana es seguir con nuestra racha, sumar puntos y presionar a los de arriba”, comentó de cara al duelo en el Sánchez Pizjuán.