El coche de Casillas y los otros cinco más humildes de futbolistas millonarios

Jesús Navas impresionó en el Manchester City por su pequeño coche y otros jugadores han lucido con orgullo pequeños utilitarios

Iker Casillas ha hablado de su primer coche
Iker Casillas ha hablado de su primer cocheSergio GilGTRES

Los futbolistas presumen de coches últimos modelos, a veces fabricados especialmente para ellos. Las marcas de automóviles que patrocinan sus equipos les regalan un coche cada año a condición de que los luzcan y en algunas ciudades deportivas hay un aparcamiento distinto (y peor) si vas con un coche que no es de la marca oficial. Pero hay algunos que pasan de todo eso y prefieren coches baratos o de segunda. O que al empezar su carrera no tienen esa inquietud ni dinero por los asuntos del motor y van en transporte público o coches sin brillo. Eso es lo le pasaba a Casillas, como confesó en una entrevista a Cañizares.

No son muchos los casos de futbolistas con coches que llaman la atención por su “nivel” frente a los lujos y potencia de los que tienen los compañeros.

Uno de los más comentados fue el futbolista del Barcelona Oleguer Presas, que iba a los entrenamientos del club catalán y también del Ajax, cuando jugó allí, con una Furgoneta Volkswagen California azul con la que iba con amigos. Ahora Oleguer, retirado, se dedica a un campus de fútbol donde lo principal no es ganar, sino transmitir valores a los niños

Furgoneta Volkswagen California
Furgoneta Volkswagen CaliforniaLa Razón (Custom Credit)

También un futbolista español llamó la atención en Inglaterra cuando iba a entrenar en su Nissan Micra, de unos 10.000 euros. Jesús Navas jugaba entonces en el Manchester City y los tabloides ingleses alucinaban con el fútbol de un jugador que parecía tan pequeño y con el coche con el que se presentaba en la ciudad deportiva inglesa. No lo podían llegar a entender.

Mario Balotelli ha sido extravagante siempre. En el campo y fuera de él y una vez salió en los medios no por los goles que había conseguido sino por la sorpresa de verle conducir un coche que no pegaba ante los lujos que había lucido en otras ocasiones. De repente se le vio con un escarabajo, que no era nada cochambroso, pero verle salir de un coche tan pequeño dejó a todo el mundo alucinado.

La misma sorpresa es ver a Rooney, el contundente delantero inglés con u n coche como Ford Sport Ka, que está bien, pero que nada tiene que ver con los que maneja en su colección de coches impresionantes. Un Bentley Continental, un Aston Martin o un Lamborghini guarda Rooney en su garaje. Y ahí luce, con valor sentimental el Ford. Se lo regalaron cuando jugaba en el Everton y desde fue su coche en esa época en el club.

El Ford de Rooney
El Ford de RooneyLa Razón (Custom Credit)

Óscar Pérez, El conejo, uno de los porteros más míticos de México, también ha lucido un coche que llamó la atención de todos por los años que tenía y la marca. Con 741 partidos es quien más encuentros ha disputado en la Liga mexicano y está claro que podía permitirse un coche más lujoso que un R5 Renault, de 1975. Era de su tía y el valor sentimental era inalcanzable para el valor económica.

El R5 del portero mexicano con más partidos en su Liga
El R5 del portero mexicano con más partidos en su LigaLa Razón (Custom Credit)