El coche que avergonzaba a Iker Casillas

El portero del Real Madrid lo condujo durante un año. A pesar de su aparente exclusividad, no escapó a las bromas de sus compañeros

EUROPA PRESS

El portero del Real Madrid y de la selección española de fútbol Iker Casillas repasó en el canal de YouTube de Santi Cañizares (también portero del Real Madrid, Valencia y selección española) algunos de los momentos más importantes de su vida, aunque también hablaron de coches, una de las pasiones de Cañizares, que ha participado activamente en el nacional de Rallyes con Suzuki y se proclamó campeón de rallyes de la Comunidad Valenciana en 2017 a los mandos de un Porsche 911 GT3 Cup. Vamos, que sabe de qué va el automovilismo y el mundo del motor.

Chrysler PT Cruiser
Chrysler PT CruiserChryslerChrysler

En la segunda parte de su charla, Casillas le confesó que el primer coche con el que fue a la ciudad deportiva del Real Madrid fue un Renault 19 Chamade, un vehículo convencional al lado de los Porsche, Ferrari o BMW que aparcaban junto a su plaza jugadores como Morientes, Roberto Carlos o Manolo Sanchís.

Renault 19 Chamade
Renault 19 ChamadeRenaultRenault

Pero la anécdota más divertida hace referencia al segundo modelo que usó el de Mostoles, “el coche más feo que puede tener un futbolista” en palabras de Cañizares. Y razón no le faltaba. Se trataba de un Chrysler PT Cruiser, un vehículo que parecía sacado de una película de gansters y que Casillas disfrutó, gratis, gracias a una cesión de un amigo de su representante, Ginés Carvajal. El diseño del vehículo le costó algunas bromas de sus compañeros. El portero reconoció en la charla que nunca ha tenido superdeportivos. Después adquirió un BMW 320 diésel, después un X5 y posteriormente utilizó los Audi gracias al acuerdo de patrocinio de la marca con el club. Tuvo un A6, un TT, un A6 All Road, un Q7 y un Q5. Después, fuera ya del Real Madrid, condujo un Range Rover Sport y actualmente tiene un Mercedes GLE 350. Eso sí, también guarda dos modelos ya clásicos como un SEAT 124 y un Triumph descapotable.