Real Madrid

Así ha sido la fiesta en el Bernabéu: el jugador que hizo de Ramos... y sin Bale

Todo el Real Madrid: la plantilla, el cuerpo técnico y el público celebraron por todo lo alto el título de LaLiga. Rubiales entregó el trofeo a Marcelo. El futbolista galés no estuvo

Pitó el árbitro el final del partido y empezó la fiesta en el césped del Bernabéu, bien acompañada por una grada que se dejó la garganta para celebrar el título de Liga número 35 del Real Madrid. Fue el comienzo de una fiesta que luego seguirá en Cibeles y una cena de la plantilla, a la que habrá que ver si asiste Bale, a quien no se vio en ningún momento sobre el césped del estadio. Esta fiesta no era suya, debió pensar y no quiso unirse. Había alegado dolores de espalda para no estar en el partido. Es un final apático para un futbolista que puede que no haya sido entendido por la afición y que tampoco ha hecho nada por hacerse entender.

1de 23

Fueron Marcelo y Benzema quienes subieron al palco para recibir el trofeo de LaLiga de Rubiales, el presidente de la Federación española. Se había rumoreado que no iba a estar en el Bernabéu, pero durante la mañana se confirmó que sí y que iba a haber entrega del trofeo. Fue Marcelo quien alzó al cielo la Copa para delirio del público.

Después, Marcelo bajó al césped, se unió con toda la plantilla y la levantó de nuevo en un estadio en obras, pero repleto, del que no se movió nadie porque nadie (menos Bale). Después, los abrazos, las fotos, las sonrisas y el paseo con el trofeo por todo el campo, con la música a tope, como tiene que ser en las buenas fiestas. A falta de Sergio Ramos Nacho sacó el capote. Los entrenadores y los jugadores hicieron el típico círculo en el centro del campo para bailar entre ellos. Después ya salieron los familiares y el césped se llenó de niños.

Los blancos ganaron su última Liga en el curso 2019-20, la temporada interrumpida por la pandemia de la COVID-19 que finalmente pudo reanudarse a falta de 11 jornadas. Los pupilos de Zinédine Zidane confirmaron su dominio y levantaron la copa tras imponerse al Villarreal en el Alfredo di Stéfano de Valdebebas, estadio donde disputaron los blancos sus partidos aquella campaña.

Se trataba de la segunda Liga de Zidane como técnico, que ya había estrenado su palmarés en este torneo con el triunfo en la temporada 2016/17, la cual acabó con cuatro conquistas. Aquella campaña, los blancos encontraron un once muy definido -con Cristiano y Benzema logrando 36 dianas- y el mismo centro del campo que actualmente.

La anterior Liga del Real Madrid dentro de la última década pertenece a la temporada 2011-12, con José Mourinho en el banquillo, y después de alcanzar la cifra redonda de 100 puntos, un récord hasta ahora imbatido, además de los 46 goles de Cristiano Ronaldo, que estuvo acompañado por un Mesut Ozil sensacional, autor de 17 asistencias en aquel campeonato.

Ésta conseguida este sábado por Carlo Ancelotti es la cuarta de la última década pero también la segunda en los tres últimos años y la tercera en seis-

Se estrenan como campeones de Liga Jesús Vallejo, Eduardo Camavinga, David Alaba y Dani Ceballos, mientras que Marcelo se corona como líder absoluto con seis Ligas, una conquista que le convierte además en el jugador con más títulos en la historia del Real Madrid (24 en total) por delante del gran Paco Gento.

La sexta Liga sitúa a Marcelo todavía lejos de los jugadores históricos del Real Madrid con más campeonatos nacionales en su palmarés. Paco Gento lidera este apartado con 12, seguido de José Antonio Camacho y Santillana (9); así como Sanchís, Di Stéfano y Miguel Ángel completan el podio con ocho.