Los abusos sexuales a jugadoras jóvenes: el otro gran escándalo del ajedrez

La que fuera número 1 del ajedrez Susan Polgar denuncia en redes sociales el machismo y el abuso físico y psicológico que sufren las jóvenes jugadoras

Susan Polgár
Susan Polgár FOTO: Instagram La Razón

El ajedrez sigue inmerso en un callejón sin salida tras el último escándalo que ha sumido al deporte de reyes es una espiral de conspiraciones, rivalidades insanas, trampas y falsas acusaciones. El escándalo de las supuestas perlas anales como método de hacer trampas en el ajedrez sigue generando un gran debate y todas las miradas apuntan a Hans Niemmans, especialmente después de que Chess.com haya asegurado haber descubierto más de 100 trampas en la carrera del jugador estadounidense. Si el ajedrez quería ruido y volver a la primera línea mediática, no hay duda de que tras el conflicto Carlsen contra Niemann lo ha conseguido.

Sin embargo, las trampas no parecen ser el único problema de este deporte. La que fuera número 1 del Ajedrez Susan Polgar ha denunciado en redes sociales la espiral de machismo, abuso físico y psicológico en el que se ven inmersa las jugadoras más jóvenes.

“Misóginos y pervertidos”

“Hay muchos misóginos en serie, pervertidos, asquerosos, chovinistas y sexistas... incluidos algunos en puestos muy altos en varias federaciones, que se aprovechan y abusan de las mujeres en nuestro mundo del ajedrez. Algunas mujeres que hablaron, incluida yo, fueron despedidas, atacadas y, peor aún, castigadas”, empieza el duro mensaje de Polgar.

La gran jugadora estadounidense explica cómo sus denuncias han sido despreciadas durante años: “Para aquellos que piensen cómo es que nunca hablé de estos abusos, la respuesta es que LO HICE, durante décadas. Me despidieron, me desacreditaron, se burlaron de mí, me etiquetaron como un alborotador, me incluyeron en una lista negra y me castigaron, etc. Es difícil luchar contra un deporte que sigue siendo machista. Luego, por supuesto, hay algunos que minimizarán los problemas y dirán que no es tan malo, y que solo estoy siendo la reina del drama e incluso otros dirán que es culpa de las mujeres”.

Viajo con seguridad desde hace 20 años

“Cuando creé mi fundación en 2002-03, hice una solicitud oficial a la USCF para que me permitiera organizar campeonatos nacionales femeninos y programas de entrenamiento, todo pagado por mí y mi fundación. No había tales oportunidades en ese entonces. Dijeron que no había necesidad y se rieron de mí. Afortunadamente, debido a que presioné y presioné, finalmente cedieron. Hoy en día, hay muchos eventos para niñas, en ambientes seguros. Pero personalmente pagué un alto precio por ser muy elocuente. Estoy en la lista negra/castigada en algunos círculos, y tengo que viajar con seguridad desde hace 20 años”, sigue relatando en su desgarrador mensaje en redes sociales.

Polgar relata como desde joven trató de pasar desapercibida para no sufrir estos abusos. “Cuando era joven, conscientemente traté de parecer lo menos atractiva posible. La mayoría de la gente nunca supo por qué. Realmente nunca hablé de eso pero había dos razones principales: En primer lugar, estaba cansada de ser acosada sexualmente y ser golpeada constantemente por jugadores de ajedrez masculinos. A menudo era la única chica en los torneos de ajedrez solo para hombres (de hecho, la FIDE me castigó severamente al quitarme mi ranking mundial número 1 por elegir jugar solo contra hombres en ese momento. Fui la única mujer en la historia del ajedrez en ser severamente castigado por querer jugar y vencer a los ajedrecistas masculinos). Y el comportamiento de algunos de estos ajedrecistas masculinos fue absolutamente espantoso. A veces se volvió peligroso. Algunos jugadores de ajedrez masculinos no pueden aceptar un NO por respuesta, especialmente cuando beben demasiado. Algunos intentaron agredirme física y sexualmente. Quería probarme a mí misma en el tablero. No estaba allí para “enfrentarme” de otros modo a los hombres. Estaba muy agradecida de que mis padres (especialmente mi madre) estuvieran siempre conmigo en los torneos para tratar de protegerme. Es mejor hoy pero sigue habiendo mucho machismo”.

Una lucha que merece la pena

“La segunda razón -añade- es que éramos tan pobres que no teníamos dinero para ropa elegante. Ahora, puedo ser yo. pero la mayoría de los hombres no pueden entender lo que muchas niñas/mujeres tienen que soportar en el ajedrez. El sexismo y la discriminación en el ajedrez todavía existen hoy, aunque no tanto. Es por eso que escribí esta carta. Muchas niñas/mujeres necesitan poder poner sus pies en el ajedrez antes de poder volar. Luche contra este problema durante décadas y sufrí graves consecuencias para que las niñas y mujeres de esta y las futuras generaciones puedan tener un camino hacia la cima si así lo desean. Todavía estoy en la lista negra de muchos por exponer los problemas reales y serios en el deporte que amo y al que dediqué toda mi vida. Sabiendo por lo que he tenido que pasar y el precio que tenido que pagar, lo haría de nuevo. Es una lucha que vale la pena emprender para innumerables niñas y mujeres en todo el mundo” concluye Polgar.

Susan Polgar fue la primera mujer en ganar el título de Gran Maestro Internacional en una competición normal. Es la única titular mundial (masculino o femenino) que tiene las tres coronas: ajedrez blitz, rápido y clásico.