MENÚ
martes 18 septiembre 2018
19:45
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Arpad, qué bueno que viniste

El portero se unió al equipo el jueves y ha sido decisivo en sus dos únicos partidos

  • Arpad Sterbik
    Arpad Sterbik

Tiempo de lectura 2 min.

29 de enero de 2018. 05:52h

Comentada
Francisco Martínez 29/1/2018

ETIQUETAS

Los profesionales que se han enfrentado a él aseguran que cuando Arpad Sterbik está delante, la portería se hace pequeña, pequeñísima. «Parecen de hockey», dicen. Eso, su capacidad de intimidación con su simple presencia, es un punto a favor del guardameta que resultó clave en la victoria de España en el Europeo de Croacia. Ganó el Mundial de 2013 con España, pero en los últimos grandes campeonatos las lesiones le habían tenido fuera del equipo nacional. A sus 38 años había dado el relevo a Gonzalo Pérez de Vargas y Rodrigo Corrales. Ello son el presente y el futuro de los Hispanos, pero el meta del Barcelona se lesionó contra Alemania, una desgracia más en un equipo que también perdió pronto a Ángel Fernández, en el que Aginagalde estuvo tocado y en el que Gedeón Guardiola también se torció el tobillo. Sterbik acudió a la llamada. «Es uno de nosotros», asegura Cañellas, que también es su compañero en el Vardar, mostrando de nuevo la idea de grupo que hay en la Selección. De Macedonia a Zagreb viajó en avión y en coche alquilado, y a la pista casi «sin calentar» en las semifinales. «He venido a ayudar a intentar ganar una medalla y creo que el equipo puede lograrla», dijo a su llegada. Hubo medalla... Y de oro. Contra Francia, 3 penaltis parados de 5 intentados por los galos, uno de ellos despejando la pelota como si fuera un jugador de voleibol. En la final, contra Suecia, más minutos, toda la segunda parte y algo de la primera, y 8 paradas de los 21 intentos de los suecos. Y todo sin darse importancia, guiñando el ojo al banquillo con cada una de ellas. Porque varias fueron seguidas para que la Selección abriera la brecha definitiva. «Ha estado muy bien», le concedía Jordi Ribera, el seleccionador. Sterbik llevaba sin jugar desde el pasado 12 de diciembre, estaba de vacaciones, pero quería hacer el que posiblemente sea su último servicio para los Hispanos en un encuentro en el que fue nombrado mejor jugador.

Gonzalo Pérez de Vargas no paraba en la grada. No pudo jugar, pero dejó su puesto en buenas manos. Al entrar a la pista para celebrar el título buscó a Sterbik, uno de sus «maestros», también a Corrales. Los tres se dieron un abrazo.

q Siete ideal del campeonato: Portero: Vincent Gerard (Francia); extremo derecho: Ferran Solé (España); lateral derecho: Álex Dujshebaev (España); central: Sander Sagosen (Noruega); lateral izquierdo: Mikkel Hansen (Dinamarca); extremo izquierdo: Manuel Strlek (Croacia): pivote: Jesper Nielsen (Suecia). Mejor defensor: Jakov Gojun (Croacia) y MVP: Jim Gottfridsson (Suecia).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs