En Badalona, otro partido para la historia

El entrenador del Real Madrid de baloncesto, Pablo Laso
El entrenador del Real Madrid de baloncesto, Pablo Laso

El Real Madrid igualó el domingo pasado en Valencia el récord de triunfos consecutivos en un arranque de temporada, que dejó en 23, y este viernes, en Badalona ante el FIATC Joventut, tratará de batirlo y ostentarlo en solitario con 24

En el Real Madrid de la temporada 1960/61 ya había un Laso. Era Pepe Laso, el padre del actual entrenador madridista. En aquel equipo había otros históricos como Emiliano, Antonio Díaz Miguel, Lolo Sainz, Lluís Cortés, Sevillano... Historia del Madrid y del baloncesto español. Aquel grupo llegó a Badalona sin perder un partido en toda la temporada. Acumulaban 23 victorias seguidas, pero el 5 de marzo de 1961 cayeron ante el Joventut (57-45). El Madrid de Pablo Laso busca hoy su victoria número 24 ante el mismo rival. El técnico está convencido de que en la plantilla el tema del récord no es motivo de conversación. Se equivoca. «Al principio no nos preocupaba, pero a medida que iban pasando los partidos... Cuando llegamos a las 20 victorias ya se empezó a comentar en el vestuario y ahora sabemos que el partido en Badalona es muy importante», aseguró Nikola Mirotic a LA RAZÓN. Rudy, que vuelve a la que fue su casa, se expresa en la línea de su compañero: «Hablar de récords siempre es muy bonito porque supone entrar en la historia del Madrid y sería un grandísimo orgullo superar las 23 victorias de la época de Ferrándiz, pero no tenemos que obsesionarnos».

El equipo llega a Badalona después de superar la prueba más exigente de la temporada, el partido en Valencia. El grupo vio la derrota de cerca por primera vez, pero dos notables últimos cuartos permitieron remontar 15 puntos de desventaja e igualar el récord del Madrid de Ferrándiz. Ahora se trata de seguir haciendo historia. Por primera vez en la temporada, la plantilla ha tenido tres días de descanso y bien que lo agradecen los jugadores. Ayer regresaron a los entrenamientos y lo hicieron con la alegría que se transmite luego en la cancha, aunque Laso prefiere enfriar el ambiente entusiasta que rodea al grupo. «Los resultados están siendo buenos y para nosotros es un reto seguir mejorando cada día. Además, no tiene nada que ver un récord que se consiguió hace más de 30 años con el que se podría lograr ahora», comentó el técnico. El examen de Badalona es el penúltimo del año. Luego llega el clásico ante el Barça en el Palacio. El momento para seguir haciendo historia.