Real Madrid

Carpe diem

Zidane pide a los que juegan menos que disfruten porque el Madrid es lo máximo y el fútbol se acaba rápido. Hoy serán titulares en León.

Morata golpea el balón, en un rondo en el entrenamiento de ayer del Real Madrid. El delantero va a ser titular hoy en el primer partido de la Copa del Rey
Morata golpea el balón, en un rondo en el entrenamiento de ayer del Real Madrid. El delantero va a ser titular hoy en el primer partido de la Copa del Rey

Zidane pide a los que juegan menos que disfruten porque el Madrid es lo máximo y el fútbol se acaba rápido. Hoy serán titulares en León.

Iván González se pasó 11 años en el Real Madrid. Pero es hoy (21:00/ Gol) y sobre todo en el partido de vuelta cuando va a poder cumplir su sueño infantil de jugar en el Bernabéu. «Aunque sea con otra camiseta, es blanca», ha dicho el jugador de la Cultural. Iván González, que jugó en los filiales del Madrid con Carvajal o con Morata, que se gana la vida jugando al fútbol, ve desde lejos la pelea de Álvaro o Lucas Vázquez para tener minutos: sólo estar un rato en su piel sería inolvidable. «Yo pasé por aquí y ahora estoy fuera. Esto es poco tiempo y hay que disfrutarlo», explicaba ayer Zidane, que se hizo entrenador años después de dejar el fútbol para estar lo más cerca posible del césped.

Pero eso los futbolistas no lo saben, porque son jóvenes y cuando uno tiene veinte años no se plantea que no los va a tener toda su vida. Luego, resulta que el tiempo sí que pasa y entonces se lamenta no haber aprovechado la juventud. El técnico quería mandar un mensaje a su vestuario: su trabajo más importante ahora es conseguir que toda la plantilla piense en el mismo objetivo, sin que nadie se ponga a contar los minutos de cada uno.

En el Real Madrid hay un plan A, en el que juegan los habituales, y hay un plan B, que es una variación del primero, con pequeños matices, con, por ejemplo, Morata o Lucas Vázquez. Ellos, como James o Asensio o Nacho, miran las convocatorias antes de los partidos, para comprobar si van a tener oportunidades, pequeños espacios de tiempo para demostrar su valía. Al principio de temporada fue Asensio quien se hizo un sitio cuando había un hueco libre. Ahora son Morata y Lucas Vázquez los que están dando que hablar sin que haya un hueco. Ambos pelean para hacerse sitio donde ya hay otro compañero. Ayer, miraron la convocatoria para hoy, en León, y confirmaron lo que ya se sabía: que van a tener noventa minutos para seguir metiendo presión y también para aprovechar, para disfrutar de lo que es jugar en el Real Madrid. «Su nivel de concentración y sus ganas de ganar van a ser las de siempre. Con ellos, la esencia del Madrid va a estar presente y van a tener ganas de revindicarse. Su nivel de motivación va a ser máximo», explicaba Rubén de la Barrera, el entrenador de la Cultural.

Para los de León el choque de hoy es una ventana al mundo, sentirse en el centro de la noticias tras años en Tercera, en Segunda B, a punto de desaparecer. Para Iván González y sus compañeros hoy es día de fiesta, quizá su día más mediático como futbolistas. Zidane espera que los que jueguen hoy en el Madrid se lo tomen igual. «No creo que los que tienen menos minutos se vayan a desenganchar. Están animados», decía el entrenador. «Hay que entender y saber que el jugador entrena y juega para él porque le gusta y disfruta con esto», continuaba su mensaje. «Tienen que aprovechar que estar en el Real Madrid es lo máximo para un futbolista».

Disfrutar, aunque la titularidad de hoy sea un espejismo: «La BBC son unos fenómenos. Otros futbolistas tienen que jugar menos. Es lógico», acababa.