El VAR del Chiringuito: ¿Penalti por mano de Gayá?

Juanfe Sanz: Sí, el VAR enmendó el error de Cordero Vega

Sólo cabe poner un pero en la intervención del VAR y es que quizás el tiempo de decisión fue largo. La mano de Gayá es muy evidente. La pelota viene de un centro lateral, extiende el brazo ocupando un espacio y exponiéndose a ser sancionado. Acierto del VAR.

Rafa Guerrero: Sí, exceso de imprudencia del jugador del Valencia en la jugada

Aquí la única duda estaba en saber si era dentro o fuera, porque la mano es evidente y es una imprudencia por parte del lateral valencianista al saltar con los brazos extendidos para tapar un centro lateral. Penalti. Bien señalado por el árbitro tras consultar con el VAR.

Núñez Manrique: Sí, ocupa el espacio por donde circula el balón

Incomprensiblemente el colegiado no había apreciado un claro penalti, y el VAR tuvo que ayudarle a sancionarlo, ya que el disparo de Griezmann es interceptado por el brazo de Kiko Olivas, teniéndolo separado de cuerpo y ocupando un espacio por donde circulaba el balón.

¿Penalti por mano de Kiko Olivas?

Juanfe Sanz: Sí, el VAR acudió en auxilio de Undiano Mallenco

Tras el tiro de Griezmann a portería, Kiko Olivas tiene el brazo extendido, claramente expuesto a que el balón y la mano se encuentren. El brazo aborta la acción de peligro, pero Undiano no la sanciona. Undiano pitó penalti tras ver el monitor. Error del árbitro, acierto del VAR.

Rafa Guerrero: Sí, corta la trayectoria del balón con el brazo extendido

En un disparo a puerta de Griezmann, Olivas intercepta con el brazo extendido el balón, cortando la trayectoria. La pena máxima es indiscutible y menos mal que el VAR corrigió a Undiano Mallenco, que luego fue a verlo y se salvó de cometer un error.

Núñez Manrique: Sí, cambia la trayectoria al golpear el balón en el brazo

La acción ofreció al colegiado serias dudas y no entendió que el balón golpeaba en el brazo a Arias y dejó seguir la jugada. Sin embargo por el cambio de trayectoria del balón se intuye que le golpea en el brazo al saltar, teniéndole en alto y separado del cuerpo.

► ¿Penalti por mano de Arias?

Juanfe Sanz: No, el VAR no debe entrar en acciones como la del colombiano

En este caso el componente interpretativo provoca que el VAR no intervenga. No es un error claro y manifiesto. Undiano interpreta que la mano está baja y no es deliberada. Estoy de acuerdo, no hay penalti por mano de Arias. El protocolo del VAR se aplica correctamente en esta situación.

Rafa Guerrero: No, acierto de Undiano Mallenco al no pitar el penalti

Se trata de un centro lateral que puede intuirse que roce en la mano al lateral del Atlético, pero es un gesto natural y no deliberado en ningún momento. Tampoco evita el pase. Hizo bien Undiano Mallenco al no pitar. No todas las manos son penalti.

Núñez Manrique: Sí, cambia la trayectoria al golpear el balón en el brazo

La acción ofreció al colegiado serias dudas y no entendió que el balón golpeaba en el brazo a Arias y dejó seguir la jugada. Sin embargo por el cambio de trayectoria del balón se intuye que le golpea en el brazo al saltar, teniéndole en alto y separado del cuerpo.

► ¿Penalti a Lucas Vázquez?

► Juanfe Sanz: No, el madridista fuerza la caída en la jugada

El jugador madridista, en el momento en el que se adentra en el área, tiene pensado forzar la situación para que se pite penalti. Puede existir un leve contacto, provocado por el propio delantero, pero insuficiente para sancionar pena máxima.

► Rafa Guerrero: Sí, el jugador del Real Madrid es empujado y trabado

Dentro del área y con la posición ganada, el extremo blanco recibe un leve empujón por la espalda. No sé si sería suficiente pero por abajo también le traba. Para mí, sí es pena máxima a favor del Madrid la caída de Lucas Vázquez en el área.

► Núñez Manrique: No, el contacto no es suficiente para ser penalti

El colegiado, con buen criterio, dejó seguir la jugada y no sancionó penalti, al interpretar que el contacto de Álvaro de García sobre la espalda de Lucas Vázquez no es suficiente para sancionar la pena máxima y que el delantero se deja caer.