Las deudas de Armstrong

El «Sunday Times», condenado en 2006 por acusarle de recurrir al dopaje, le reclama 1,2 millones de euros

La Razón
La RazónLa Razón

Cuando era el mejor ciclista del mundo, Lance Armstrong defendió su orgullo en los tribunales. A una acusación de dopaje del dominical británico «Sunday Times» respondió con una demanda. Los tribunales confundieron aquella información con un delito de difamación y obligaron en 2006 al periódico a abonarle 300.000 libras (unos 370.000 euros). Ahora llega el momento de pagar las facturas para el estadounidense.

«El proceso judicial no tuvo fundamento y fue fraudulento. Los argumentos presentados entonces por Lance Armstrong para demostrar que no tomó nunca fármacos para mejorar el rendimiento fueron deliberadamente falsos», dice la demanda del «Sunday Times», que le reclama un millón de libras, algo más de 1,2 millones de euros. Puede que ésta sea sólo la primera de las reclamaciones que el texano tenga que afrontar en los tribunales.

Mientras, algunos de los que vivieron los triunfos y las trampas al lado de Armstrong se extrañan de su aparente tranquilidad. No quiso defenderse cuando la USADA (Agencia Estadounidense Antidopaje) lo sancionó en agosto. Tampoco parece probable que recurra ante el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) la decisión de desposeerle de sus siete Tours. El plazo acaba hoy y el único movimiento del ex ciclista estadounidense fue colgar en Twitter una foto en el salón de su casa de Austin con los siete maillots amarillos. «Creo que su silencio es engañoso. Creo que Lance va a contraatacar», advierte Tyler Hamilton, uno de los ex compañeros que declararon contra él. «Debe de estar sufriendo horriblemente. Lance es un hombre muy orgulloso, pensaba que podía cargar el mundo sobre sus espaldas. Y ahora se ha ido todo: la gloria, el honor. Le va a desgarrar no ser un héroe», añade.