El alpinista Garra pasará otra noche a la intemperie en el Himalaya a la espera de la ayuda

El alpinista leridano Juanjo Garra está a la espera de ser rescatado cerca de la cumbre del Himalaya (Nepal), a unos 8.000 metros de altura, después de que en el descenso sufriese una caída que le ha dejado un tobillo posiblemente roto, según han informado en el blog del alpinista sus amigos y familia.

El alcalde de Lérida, Àngel Ros, ha asegurado que ha podido hablar este mediodía con el alpinista leridano Juanjo Garra, a través de su familia, y que éste le ha explicado que tendrá que pasar una noche más a 8.000 metros de altura después de haber sufrido un accidente tras coronar la cima del Dhaulagiri, la séptima cumbre más alta del mundo.

Según el edil, otros dos reputados alpinistas, Alex Txikon y Ferrán La Torre, y los cinco sherpas que se han movilizado para su rescate se encuentran de camino pero no llegarán a tiempo para evitar que Garra pase otra noche en la cima de la montaña, a la que el helicóptero no puede acceder.

"Cuando lleguen, los sherpas lo bajarán hasta los 6.000 y escasos metros, donde lo recogerá el helicóptero", ha explicado el alcalde, que ha añadido que Garra "se encuentra bien".

El consistorio leridano se ha puesto también en contacto esta mañana con la embajada española en Delhi, que es la que lleva los asuntos de Nepal, y la propia cónsul general ha confirmado el inicio del proceso para el rescate del alpinista, que se llevará a cabo a través de una expedición formada por cinco sherpas.

"Deseamos que Garra tenga una rápida vuelta a casa, sano y a salvo", ha concluido el alcalde.

Según se explica en la web de Juanjo Garra, el alpinista sufrió el accidente después de coronar la cima del Dhaulagiri e iniciar el descenso, momento en el que uno sherpa resbaló y lo arrastró haciendo que cayera y provocando que, posiblemente, se haya roto un tobillo.

Garra ha pasado la noche acompañado de un sherpa que ayer, tras el accidente, bajó en busca de ayuda, dejándolo solo, y posteriormente volvió a subir para estar con él.

La dificultad de realizar un rescate en helicóptero a esa altitud ha impedido que Garra haya podido ser atendido por nadie más hasta el momento.