Deportes

El City y Guardiola, otra vez frente a su pesadilla

Eliminado de la Champions, el conjunto de Pep se enfrentará el sábado con el Tottenham que también quiere fastidiarle la Premier

Sin tiempo para lamentaciones y aún con la imagen de Guardiola corriendo desenfrenado por la banda del Etihad celebrando el «no gol» de Sterling, el Manchester City volverá a verse el sábado con su verdugo europeo: el Tottenham de Mauricio Pochettino. El fútbol puede ser cruel, pero siempre da la posibilidad de revancha.

Publicidad

El conjunto de Pep, eliminado de la Champions en un partidazo que ya es historia (4-3), volverá a encontrase con Son y Fernando Llorente, artífices de la remontada «spur», el sábado (13:30, Movistar +) en un duelo vital para el devenir de la Premier. El City es segundo a dos puntos del Liverpool, pero los de Manchester tienen un partido menos. Una nueva derrota les alejaría de la pelea por la Liga y, casualidades o no del destino, el Tottenham podría ser otra vez su verdugo.

«Tenemos que reaccionar el sábado, pero no pensar mucho en ello ahora. Hay que dormir todo lo que podamos y luego preparar el partido. Luchamos mucho, nueve o diez meses por la Premier. Está en nuestras manos. Es duro, pero tenemos que hacerlo», señaló Guardiola tras la derrota en cuartos. Pep tiene la difícil misión de levantar el ánimo de unos jugadores que, por tercera temporada consecutiva, tendrán que ver las semifinales desde el sofá.

Han fallado en Europa, donde en los últimos años han gastado la friolera de 1.014 millones de euros en jugadores de todo tipo para tratar de levantar la «Orejona». Una temporada más se han despedido de ella antes de tiempo y ahora sólo les queda la carta de la Premier.

Dependen de sí mismos para volver a ser, por segunda temporada consecutiva, campeones del torneo de la regularidad, pero si quieren lograrlo, tendrán que ganar los cinco encuentros que les quedan o esperar un tropiezo de los hombres de Kloop. Viendo el calendario de los «reds» (Cardiff, Huddersfield, Newcastle y Wolves), el City tiene que encomendarse a los dioses o esperar un milagro.

Publicidad

En el mismo sitio y frente al mismo rival, los «citizens» tienen que olvidarse del varapalo europeo y vencer a un Tottenham que quiere atar cuanto antes su billete para la próxima edición de la Champions.